Básquet, Deportes

Quilmes no levanta y se complica de cara al futuro

52d0bd216326f_619_347!

Gimnasia venció a Quilmes en un partido clave por la lucha de cara a la clasificación a los playoffs. Fue 85 a 77 con 26 puntos de Leonel Schattmann. Baxley fue lo mejor del visitante con 20 unidades. El “verde” se revirtió de la derrota frente a Bahía y volvió a cumplir en casa. Ahora viajará a Córdoba en busca de dos puntos necesarios fuera del Socios Fundadores.

El partido comenzó parejo, con Quilmes buscando claramente el juego en la pintura con Marin y Baxley, y Gimnasia con Schattmann que arrancó afilado con dos triples. La paridad se quebró con un nuevo triple mens sana, esta vez de Nico De Los Santos. Con Gimnasia mucho más concentrado en ataque y en defensa –hombre a hombre-, a Quilmes se le cerraron espacios y empezó a errar. Johnson y Clancy, muy firmes en la pintura defensiva para lanzar el contrataque rápido donde el local era letal. Y desde el perímetro estaba dulce, sobre todo en las muñecas de Leonel Schattmann que rápidamente se convertía en el goleador del partido con un nuevo triple. Quilmes reforzó la marca y se acercó con la agilidad de Baxley, pero sobre el final, Clancy embozó sobre la chicharra y selló el parcial por 28-20.

En el segundo cuarto, Gimnasia arrancó con todo, apostando al juego interno con Johnson que obtenía sus primeros puntos y Clancy, ambos con doble y falta. Pero Ramela puso a Gallizi, Maciel y Piñero en cancha con buenos resultados. El visitante empezó a correr más la cancha aprovechando cierta desconcentración de Gimnasia en defensa y con un parcial de 14-8 empató el marcador. Gimnasia ya no estaba firme en la toma de rebotes en ataque y por eso García metió a Orlietti a la cancha. Ante la presión, el “verde” despertó y se puso más atrevido en la penetración, consiguiendo llenar de faltas a Gallizi y sumar cinco de ventaja. Pero otra vez se desconcentró: a Schattmann se le complicaba la marca de Baxley y el ingreso del chico Vildoza potenció los ataques cerveceros para que el visitante pase al frente en el marcador. Sobre el final Santi Scala apagó el fuego con un doble que le permitió a Gimnasia ir al descanso arriba, aunque sólo ganado por uno.

En el tercer cuarto, Quilmes arrancó más incisivo en ataque con la altura de Marin y la destreza de Baxley, pasando al frente en el marcador. Pero con una ráfaga de Cavaco que incluye simple, triple y doble, el “verde” metió un parcial de 6-0 para volver a liderar el resultado. Baxley, el mejor de Quilmes lastimó nuevamente con un triple pero entre Cavaco, duro de marcar para la defensa quilmeña y Schattmann que ganaba faltas, Gimnasia sacó diferencia de seis y se fue al último parcial con algo de tranquilidad.

En el último cuarto, Quilmes otra vez aprovechó desconcentraciones de Gimnasia que en ataque trasladaba demasiado la pelota en busca del jugador mejor posicionado y terminó desperdiciando chances por tirar incómodo. Pero Quilmes no supo aprovechar ese momento errático del local, desaprovechó ataques, cometió faltas evitables y con los simples de Schattmann y Cavaco, más un triple de Scala, sacó diez de ventaja a falta de 3 minutos. Pese al descuento de Maciel, Gimnasia lo aguantó y se quedó con una victoria importantísima en casa: se revirtió del traspié del viernes contra Bahía y lo pasa al cervecero en la tabla, rival directo en la lucha por la clasificación a los playoffs. Fue 85 a 77 con la figura de Leonel Schattmann que metió 26 puntos. Ahora el mens sana viaja a Córdoba para buscar una necesaria victoria de visitante frene a Atenas.

Infoliga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*