Jorge Elias Gomez, Opinión

Pulti ya recita en pingüino: cada vez más solo

El formidable campeón del mundo Carlos Monzón, recibió de Emile Griffith una mano de K.O., miró el reloj del Luna Park para saber cuánto faltaba para que finalice el round.

Así vive el intendente este tramo de su mandato, esta de pié pero sentido, perturbado y conmovido. Una oposición chirle, errática, con falta de fuste y penetración, le permite cierto confort, pese a las incomodidades.

Pulti ha llegado muy lejos, su cooptación ya no obedece reparos, su alineación es incondicional, juega a fondo con el modelo que le ha permitido resistir embates, que sin respaldo del Tesoro Nacional, lo hubieran colocado al borde de la gobernabilidad.

Le ha pedido a la esposa de Dardo Molina, que no deje que el grave estado de su marido (baleado en ocasión de asalto) sea utilizado en la politización de la situación.

Sin embargo hay que tomar algunas de las declaraciones periodísticas de Pulti: “La historia nos está pasando una gran factura, por el achicamiento del mercado interno”, lo dice como defensa a la impotencia manifiesta de su gobierno. También tuvo un párrafo para la justicia apuntándoles a los jueces y fiscales, en una identificación clara del intendente con el Poder Ejecutivo Nacional, que ha descerrajado una serie de cuestionamientos que llegan hasta la Suprema Corte de Justicia.

“Les pido un máximo esfuerzo” indica en referencia a la acción policial. Uno de los  jerarcas de la Bonaerense no le fue en zaga “recurriremos a la incorporación (de efectivos policiales) maratónica”, sentenció apretado por ONGs por la inseguridad, por Foros de Seguridad y taxistas mezclados, en el despacho del intendente.

Pulti sabe muy bien que en la última década, nuestro país ha crecido como nunca en la historia. No lo desconoce, pero es lo que ha elegido y dónde se ha encolumnado, en un mix de relaciones personales, políticas y económicas, junto a Daniel Scioli y Florencio Aldrey Iglesias. Ya todos piensan en seguir beneficiándose bajo la misma matriz de poder. No hay que caer en ingenuidades.

No en vano el gobernador Daniel Scioli, echó mano al pedido de colaboración a la oposición en la legislatura bonaerense, como para dar cuenta de lo que se está padeciendo. Desborde luego de decir que “tiene las manos atadas”

Es válido citar referencias, para una mejor interpretación y excluir tendencias:

– “En Mar del Plata, no más -lejos del Conurbano invivible– hubo cuatro crímenes en cinco días. Las propias cifras oficiales dicen que en la primera mitad de este año murieron 38 bonaerenses “en ocasión de robo”(El Día de La Plata)

– En el primer semestre del año se registraron en la Provincia 19 secuestros extorsivos: uno cada diez días (El Día de La Plata)

– Después de dos horas de debate, los magistrados llegaron a un acuerdo y por la tarde, en una conferencia de prensa convocada de urgencia, los jueces Reinaldo Fortunato, Esteban Viñas y Juan Manuel Fernández Daguerre fueron los encargados de leer el texto elaborado por los integrantes de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal. “La descalificación a la justicia ha pasado del ataque verbal a la amenaza”, aseguraron los funcionarios. Y, enseguida, agregaron: “Nos encontramos en el deber de repudiar tales agresiones que, lamentablemente, nos aproximan a la irracionalidad característica de la sociedad primitiva”, dijeron.

Por tal motivo en mi carácter de Fiscal General Departamental le solicito tenga a bien difundir a través del medio que dirige, el profundo malestar, desagrado y preocupación que invade al suscripto y al cuerpo de Fiscales de esta ciudad, respecto de la inadmisible presión que bajo la modalidad de “pegatina” y “escrache”, ha sufrido recientemente en su domicilio particular el señor Agente Fiscal Mariano Moyano, y que se vinculara a la investigación que dirige por el hecho en el que ha resultado víctima el vecino Dardo Molina. (Fabián Fernández Garello – Fiscal General)

No debe pasar desapercibido un policía excluyente, en este tramo. El jefe Departamental Osvaldo Castelli, para quien el delito no sólo ha bajado, sino que los mismos con producto de mayor violencia. El cargo que ocupa y la obediencia política, prevalecen sobre la opinión de los marplatenses. Es evidente, que como Scioli, maneja datos falsos, o bien los difunde sin rubor ni escuchando los reclamos.

Es muy doloroso observar como la sociedad se va desangrando, en botones es cierto, (no es masivo el fenómeno) se está destruyendo, ya no es cuestión de patrulleros, de efectivos, de equipamiento, es hora de sincerar la situación, sin caer en la utilización política.

Los intendentes son el primer escalón de la democracia, el que recibe la protesta de su gente, la que lo vota o la que no lo vota. El mensaje debe llegar directo al intendente, que ya no puede distraer a las víctimas indirectas,  con inútiles viajes a La Plata para que le digan a una pobre mujer que van a poner un tomógrafo o que van a traer al Ministro de Salud para que atienda en su esposo: caso dardo Molina.

Según datos de fuentes confiables, a los que accedió mdphoy.com el secuestro que sufrió Pablo Adrián Tomás (encargado de La Fonte D´ Oro), del cual desistieron los autores, a pesar del pago del rescate, (bolsa de dinero abandonada en un contenedor) no lo tenía como objetivo, sino que estaba dirigido a Miguel Martínez, el propietario de la emblemática cadena de confiterías de la ciudad, de crecimiento geométrico en los últimos años. Un dato no menor en el marco del tratamiento del cuadro de inseguridad.

Jorge Elías Gómez
[email protected]

Un comentario

  1. No sé, pero esto de las brutales apretadas políticas, con secuestros o violencia marginal (gente a la que se contrata para hacer trabajos sucios, cadáveres que le tiran a tal gobernante, etc) sólo los viví en gobiernos peronistas. Desde 1973 nos han demostrado eso. Me explique alguien por qué la gente los vota. Excepción: Katz (UCR), que tanto presionó hasta hacer caer al bueno de Aprile para tener el poder él, ahora como diputado está haciendo cosas parecidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*