Política

Pulti, un mentiroso serial; ahora con el futbol de verano

Primero los echó y ahora admitió el pago de canon por especies. El licenciado Guillermo Saisi, en 1994, secretario de Gobierno, hizo un último intento para salvar el futbol de verano en la temporada de 1995. Saisi en horas de la madrugada tomó contacto personal con Albino Valentini, en el Hotel Torre de Manantiales, para hacer un último esfuerzo y evitar que el tradicional Futbol de Verano no se mudara a Mendoza, debido a que un grupo de concejales que lideraba Gustavo Pulti, mantenía un encarnizado enfrentamiento político con el intendente Mario Roberto Russak. Pulti y Aldrey Iglesias (en comandita en ese momento) exigían el pago de un porcentaje extra, para una caja de terceros, cuyos beneficiarios resultan obvios.

“No, lo lamento, pero ya tengo la orden de la organización de levantar todo y jugarlo en Mendoza.”, dijo consternado Albino Valentini, quien siempre defendió la realización en Mar del Plata junto a Jorge Bosco.  Se perdieron puestos de trabajo, Mar del Plata se quedó sin su máxima atracción de la temporada alta y los turistas miraron por televisión cómo River y Boca jugaban en Mendoza.

Ahora Pulti es intendente, y ya anduvo suplicando hasta futbol de primera en invierno. Pero el colmo es como contrató este verano 2013. Lo hizo a través del pago de materiales para modernizar y refaccionar el estado calamitoso de los sanitarios de los baños del Estadio Mundialistas y de las piletas de inmersión y masajes, sin los cuales los equipos profesionales, se negaban a venir a Mar del Plata.

Es decir que este año con el presupuesto ordinario quebrado, y con una municipalidad casi en cesación de pagos, Pulti no llegaba ni al torneo de verano. La salida fue esta inusual forma de contratación. En 1995 hasta los concejales de la oposición (en este caso de la UCR) fueron insuficientes, para hacer deponer a Pulti y a Aldrey Iglesias de esa lesiva posición política para los marplatenses. “A cada chancho le llega su San Martín”, dice un refrán campero.

Cómo se observará en la información oficial (ver aparte) no se hace mención a cómo se implementó la contratación, no obstante es necesario conocer que estamos frente a un mentiroso serial y ventajero político.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*