Ciudad, Política

Pulti tiene la manzana rodeada

La mesa de trabajo tendrá lugar el próximo miércoles 1 de junio, a partir de las 10, en el recinto de sesiones del Concejo Deliberante.

Diego Garciarena, del Frente Nacional y Popular y quien se comprometió con el reclamo de los clubes a través de la presentación de varios proyectos, afirmó: “me parece que de una buena vez debemos detener esta voracidad fiscal del Estado, que avanza sobre una actividad que, en realidad, se tendría que proteger y fomentar”. “Más aún – recalcó – cuando el Municipio, en ésta y otras gestiones, ha condonado otras deudas”.

Asimismo, Garciarena indicó: “vemos que no hay lógica en las decisiones y, por ende, no entendemos cómo puede ser que los clubes se queden afuera de estas discusiones y no sean incluidos en este tipo de ordenanzas”.

“Las entidades deportivas de Mar del Plata – recalcó a colación – fueron históricamente un factor importante en la vida de la ciudad y hoy por hoy siguen contribuyendo a su crecimiento. En consecuencia, creemos que merecen una política de defensa acorde a la labor que prestan”.

En virtud de ese pensamiento, el concejal completó: “a nuestro entender, amerita instalar este tema en la escena política local, para resolverlo ahora y evitar su inclusión en la agenda vieja de la ciudad”.

Al referirse a las iniciativas ingresadas en la Municipalidad, Garciarena especificó: “en primer lugar, los proyectos contemplan la condonación de las deudas de los clubes por el concepto de Tasa de Servicios Urbanos y la eximición del pago de las tasas municipales con el único requisito de prestar sus instalaciones 20 horas para las escuelas públicas de la ciudad”.

“Además – informó – se solicitará al Poder Ejecutivo de General Pueyrredon que gestione la inclusión de los clubes locales en programas provinciales y nacionales de subsidios, fundamentalmente de aquellos dirigidos al fomento del deporte infantil”.

Por último, en tanto, ratificó que “se propondrá que una desgravación impositiva para aquellas empresas que apuesten a los clubes, que los auspicien. En este caso, pedirán que la reducción del 30 por ciento sea el piso y no el techo del beneficio”.

A su turno, Vilma Baragiola, de la Unión Cívica Radical, planteó la posibilidad de que la comuna comience a hacerse cargo de los certificados médicos y del control de salud de los jóvenes deportistas. “Pero también de la cobertura de los árbitros de fútbol que, hoy por hoy, corre por cuenta de la Liga Marplatense”, acotó.

La legisladora consideró que General Pueyrredon tiene infraestructura física y equipamientos suficientes, por lo cual “debe dar respuesta a esa necesidad”.

A continuación, hizo uso de la palabra, el representante del GEN, José Reynaldo Cano, quien, de cara a la asamblea pública, le recomendó a los dirigentes que lleven documentación con los montos de TSU que abonan bimestralmente para poder analizar la magnitud de la problemática.

Junto a ellos, estuvieron el radical Eduardo Abud y el asesor socialista Juan Carlos Cordeu.

Las consideraciones de los clubes fueron encabezadas por el presidente de Alvarado, Juan Zelaya, quien desde el año pasado lleva la bandera del reclamo. El máximo responsable del “Torito” dio cuenta de las incongruencias que se registran a menudo en el seno de la Municipalidad y acusó a los funcionarios de estar en otra sintonía. “Por ejemplo – destacó – ahora están hablando de renovar el alambre perimetral en derredor del Minella cuando hace meses que se pidió la construcción de un cerco de material”.

También el presidente de la Liga Marplatense de Fútbol, Jorge Bosco, se hizo oir. Dijo que había que estar “sin falta” en la mesa de trabajo programada para el 1 de junio, ocasión para la cual comprometió su presencia. Además, anunció que convocará a una previa reunión de presidentes de todos los clubes que forman parte de la entidad.

Y no dejó escapar la oportunidad para solicitarle a los concejales: “lo único que pedimos es que nos dejen trabajar tranquilos, tal como en su momento le reclamé al secretario de Hacienda, Mariano Pérez Rojas, porque él no comenzó a trabajar en el Estado sino que, entre otras cosas, fue contador del Portal del Sol, y como tal sabe de lo difícil que es seguir adelante desde este tipo de instituciones”.

Poco después, el delegado de General Urquiza, Roberto Etcheverrigaray, habló de las enormes dificultades en el acceso a la villa deportiva de su club y se quejó de la contaminación que se registra en el sector, tras lo cual le recomendaron que lo tratara en la reunión de principios del próximo mes pero sin perder el foco de esa convocatoria.

Al finalizar, en tanto, el presidente de Boca y vicepresidente segundo de la Liga Marplatense, Joaquín Méndez disparó: “nos sentimos huérfanos frente al Municipio. Por eso, agradecemos profundamente la presencia de los concejales y, sobre todo, que nos den participación”.

Y añadió: “creo que los clubes prestamos un servicio muy importante para la sociedad, atendiendo y conteniendo a los chicos, e incluso brindándoles una copa de leche de nuestro bolsillo”. “Queremos que en la comuna entiendan que no estamos pidiendo nada, sino que simplemente le exigimos que no nos quiten, para, al menos, quedar mano a mano”, subrayó.

Por último, reflexionó: “esperamos llegar a buen término esta vez, ya que generalmente las propuestas caen en saco roto. La última muestra la dejó Gustavo Pulti, quien, mientras estaba de campaña, antes de ser electo, vino y nos prometió muchas cosas, pero quien, durante su gestión al frente del municipio, no hizo nada”.

Un comentario

  1. magaly casentini

    juan zelaya quiere guita para ir a ver a su equipete en avion como le gusta, del soip nos llevò 2 lucas por aprietes, ojala se haya indigestado con el golsito en el final, ja. vayan a laburar loco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*