Jorge Elias Gomez, Opinión

Pulti, el candidato kirchnerista

El intendente Gustavo Pulti será candidato kirchnerista, pero de acuerdo a cómo se defina la estrategia electoral oficialista, se sabrá cuál será el papel que cumplirá en este rol de reparto, y fundamentalmente dependerá del lugar que se le asigne a Daniel Scioli, quien a su vez jugará hasta último momento, con las posibilidades de Néstor y Cristina Kirchner.

Mar del Plata es la ciudad del país, que más aportes ha recibido del gobierno nacional, en relación cantidad de habitantes / km2 de superficie, lo cual la convierte en un símbolo del modelo, que despierta una generalizada crítica en la oposición y en el mayoría del arco de especialistas económicos nacionales e internacionales.

Históricas demandas de los marplatenses están concretadas o en vías de concretarse. El relato de los acontecimientos y las fotos tendrán como protagonista excluyente al intendente Gustavo Pulti. Sucedió con la Nueva Terminal, pese a su escandalosa puesta en funcionamiento. Será con el emisario submarino, con el nuevo predio de disposición final, con la iluminación, conexiones cloacales, más y mejor iluminación, calles sin baches etc.

Remó y remó, estos serán los cuadros que ocupará por una instancia cronológica. Este es el lugar que tiene reservado y del cual nadie podrá moverlo. Pulti lo hizo.

En una verónica política el S.I.M. respondió “Puede ser de afuera” (cuando se le preguntó, quién podía sucederlo (¿habrá pensado en Boudou?), en caso de no ir por la reelección) abriendo el abanico de posibilidades sobre su sucesor, en caso de que su lugar sea requerido o bien se le asigne otro papel en el damero del territorio bonaerense. Hay que recordar, que también el arquitecto Marcelo Artime, guarda expectativas y debe por lo menos renovar su mandato, a la cabeza de la lista de concejales.

¿Cuál es el precio? Posiblemente no esté al alcance de su capital político, debido a la excepcional dependencia que lo mantiene. Ha perdido su autonomía por decisión propia, acorralado, influido e inducido. Hoy surge cada vez con más claridad, que el siniestro de la Plaza Mitre, para lograr su alineamiento, no fue el producto de una falla humana que se arregló con tres sumarios administrativos, hacen exactamente 12 meses.

Según el diario El Día de La Plata: “Después de varias semanas de instalación informal de la posible candidatura presidencial de su jefe, el sciolismo también salió fuerte en los últimos días a subrayar el objetivo reeleccionista del Gobernador, con una avanzada en ese sentido que resultó llamativa. “La idea es consolidar a Scioli como líder de un proyecto bonaerense, que pueda valer tanto para la carrera presidencial como para la Gobernación”, explican sus operadores”. Uno de ellos en la ciudad es justamente el intendente Gustavo Pulti.

Cuando ha pasado sólo un año del 1º de mayo de 2009, y una semana más, el 8 de mayo se produjo la capitulación. Pulti entregó sus armas y se alió como testimonial, prestando sus candidatos a la lista espejo que encabezó Eduardo Pezzatti. Este es el colectivo que pasó, lo tomó y habrá que ver a dónde lo lleva, es decir si le queda bien.

Las dificultades que se vienen  sucediendo, en relación al manejo económico de la municipalidad, no se trata de diferencias con José Cano, quien comenzó a tomar distancias del Departamento Ejecutivo.El problema es mayor; son muchos los concejales del bloque, que tiene mayoría propia, que han comenzado a retacearle el crédito a su jefe político.

La bancada de Acción Marplatense está dividida, aunque públicamente se desconozca. No todos sus integrantes, comulgan con el kirchnerismo, desde el primer día. Cuando la trayectoria es exitosa todos acompañan, también saben que sin en esta estrategia política, la imagen del intendente no oscilaría en el 60 % de imagen positiva.

Pero se vienen tiempos de decisiones difíciles. En el Departamento Ejecutivo hay una “melange” de peronistas y radicales. Pulti ha ejercido una transversalidad política de hecho, intento en el que el propio Kirchner fracasó.

Muchos sospechan que la tendencia de las cuentas en rojo, no decrecerá. No hay atisbos de que ello ocurra. Pese a las dificultades existentes, no hay medidas (o no se conocen) que alivien una asfixiante situación financiera.

En este tren ya habría que saber con precisión que opina el intendente sobre la inflación, sobre la inseguridad, sobre el uso de las reservas del BCRA, sobre el conflicto con el campo, sobre la calidad institucional, sobre los escraches, sobre los embates que sufren los periodistas independientes, etc.

Por ahora, se preocupa por las quejas de los comerciantes de la Peatonal San Martín y por el durísimo comunicado de APRAVAT, que ha ridiculizado a su Secretaría de Gobierno, lanzando denuncias muchos más graves que las que soportaron Daniel Katz y Angel Fernández en materia de política de tránsito.

Jorge Elías Gómez
jgomez @mdphoy.com

Los comentarios están cerrados.