Destacado, Política, Portada

Pulti a Artime, lo enchufa y lo desenchufa

Sobresalió la ausencia del secretario de Gobierno, arquitecto Marcelo Artime, en el show mediático de la presentación del presupuesto. Sus apariciones se habían reducido a actividades menores, de la fundación Mar del Plata Veinte20, inspirada por el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou. Hay preocupación por un rechazo público al secretario de Gobierno. Los casos de  del juez Norberto Oyarbhide, Gustavo Pulti, Nilda Garré, Marcelo Araujo, Amado Boudou, Guillermo Moreno, Claudio Morresi y Alejandro Van Der Broele.

En realidad se teme el costo político que se paga con él en las fotos, lo cual fue evaluado en la Mesa Chica de Acción Marplatense, que es presidida por Santiago Bonifatti. El titular del EMVIAL mantiene una vieja porfía con Artime (desde que éste era concejal) y  disparó “Que Bonifatti se haga cargo de sus cagadas” ante un reclamo de vecinos. En realidad los integrantes del gabinete municipal, consideran que la presencia de  Artime devalúa al Departamento Ejecutivo, y prácticamente no aparece, aunque no desaprovechó el premio consuelo de viajar a Curitiba, para interiorizarse del funcionamiento del transporte público, en esa ciudad brasileña.

Pulti y casi todo su gabinete. Sugestiva ausencia de Artime junto a sus pares de gabinete. Pulti lo saca y lo pone en la foto (como cuando las sacaba Mandrake). También falta Dell Olio, porque parece que OSSE, chorrea.

El intendente Gustavo Pulti (le colocó a Martín Aiello como retén) y le marcó la cancha. Artime es sostenido únicamente en la política por el vicepresidente de la Nación, Amado Boudou, con lo cual no pasa ni el mínimo de la tarjeta de crédito. El arquitecto manifestó en diversas ocasiones su orgullo, por pertenecer al núcleo de amigos de Boudou, incluso alentándolo al ex ministro de Economía para enfrentar a Mauricio Macri en las elecciones de Capital Federal, cuando se desconocía el futuro que le tenía reservado la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Los otros casos

El juez favorito del oficialismo el “sale o sale”, en las causas que complican al gobierno, Norberto Oyharbide, no pudo disfrutar del champagne en su palco VIP, en el Tigre, cuando Roger Federer era ovacionado por 20.000 personas. Los asistentes cuando percibieron su presencia, comenzaron a insultarlo, por lo cual debió abandonar su privilegiado lugar. Oyharbide acaba de anunciar su casamiento en el 2013 con un joven 30 años menor que él, como dato anécdotico.

En un marco estrictamente de la interna del FPV, el intendente Gustavo Pulti, fue abucheado por miembros de La Cámpora, y la propia CFK debió callar los silbidos con enérgico gesto en un acto con aplaudidores en el NH Hotel Provincial.

Guillermo Moreno en el Aeropuerto de Ezeiza fue abucheado cuando fue distinguido en el hall, cuando regresaba de una de sus misiones comerciales acompañado por empresarios amigos.

La ministra Nilda Garré pasó un verdadero papelón cuando debió soportar una silbatina que partió de familiares de efectivos de la Gendarmería Nacional, en un acto oficial.

El relator oficial de Futbol Para Todos, Marcelo Araujo,  tuvo que pasar por un momento por demás incómodo cuando debió abandonar una cena que compartía con el ex arquero de Estudiantes de La Plata Alberto Poletti  en el restaurante L´Stampa de La Recoleta.

En la Confitería Havanna de Buenos Aires y Rivadavia de Mar del Plata, el secretario de Deportes de la Nación, Claudio Morresi, cuando fue interpelado en el lugar. Morresi (encabezaba las finales de los Juegos Evita) intentó explicar el rechazo que sufre el gobierno nacional. Pero no fue muy afortunado con sus argumentos, ya que se remontó a la dictadura que se vivió en el país hasta 1983. Lo cual resultó más controvertido para su interlocutor. Morresi disimuló la sensación y se mezclo con integrantes de una delegación que participaba de los juegos.

Desde que la ex Ciccone Calcográfica fue estatizada, Alejandro Vandenbroele dejó de ser el director de la empresa. Ahora pasa la mayor parte de su tiempo en Mendoza, donde tiene una casa en uno de los countries más exclusivos de la provincia, ubicado en la localidad de Chacras de Coria.

Sin embargo, su pasado en la imprenta por la que su amigo, el vicepresidente Amado Boudou, es investigado por la Justicia, le sigue pesando. Hace dos semanas, Vandenbroele visitó el restaurante de una de las bodegas más chic de Tupungato, llamada Atamisque: su presencia molestó a la gran mayoría de los comensales. Tanto fue así que uno de ellos les dijo a los encargados del lugar que si Vandenbroele no se iba de allí se terminarían yendo los demás.

El ex director de la impresora de billetes, que acaba de presentar un escrito en el que asegura que la imprenta ahora estatizada pertenecía al banquero menemista Raúl Moneta, evitó generar más fastidio del que ya había provocado: se fue sin decir una palabra.

El propio Boudou también había pasado un mal momento en el hotel Hyatt cuando varios comensales reprocharon su presencia en los jardines del cinco estrellas más lujoso de Buenos Aires. Y hace un mes, el titular del INDEC, Norberto Izcovich, en una parrilla de Olivos, tuvo que escuchar a uno de los comensales que le espetó: “Ese menú no es de seis pesos ¿no?”.

Un comentario

  1. en la foto escondido haciendose el boludo el Arq Castorina jejeje un vivo de la vida.Bonanote bonifati es un payaso que hace llorar ,el famoso faquir sufriente de Dolina que anda fabricando baches por la ciudad y haciendo apagones seriales ,por suerte no es secretario de salud . que postal de fin de año por Dio!!! Pulti es pa los gile….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*