Ciudad, Información General

Puiggari alertó en el Concejo

En un emotivo acto encabezado por el presidente del Concejo Deliberante de General Pueyrredón, arquitecto Marcelo Artime, los representantes de los distintos bloques que integran dicho Cuerpo e integrantes de la comunidad en general se despidieron  del titular de la Diócesis de Mar del Plata, monseñor Juan Alberto Puiggari, quien en breve asumirá como arzobispo de Paraná.

Puiggari valoró el intenso trabajo que realizan los hombres de la política en pos de mejorar las condiciones de la ciudad, y pidió “como un marplatense por adopción” que cuiden esta localidad.“La ciudad tiene alma y hay que saber escucharla, no siempre expresa sus necesidades y temores por la palabra fuerte del reclamos muchas veces los hace con sus silencios lo que exige una cercanía del político” consideró el actual arzobispo de Paraná.

Finalmente el prelado dijo, “debemos abrirnos a la esperanza tratando de que todos los ciudadanos nos competamos en los grandes problemas, una ciudad sin excluidos, en donde se combatan los signos de muerte, y se respete la vida. Una ciudad reconciliada alejándose de la impunidad que debilita el valor de la justicia, como de rencores y resentimientos que puedan dividirnos y enfrentarnos. Avanzar en esto es ir logrando una amistad social que incluya a todos en el destino de nuestra patria”.

Encargado de despedir al Obispo en nombre propio y del resto de los concejales –muchos de los cuales se encontraban presentes en el recinto-, Artime afirmó que durante sus casi ocho años como Obispo de Mar del Plata monseñor Puiggari realizó un “excelente trabajo pastoral” y destacó que “en momentos difíciles supo aportar prudencia, tranquilidad y calidez, valores que no son tan fáciles de encontrar en estos tiempos y por los que siempre será recordado y valorado”.

Asimismo agregó que fue gracias a “la tenacidad” de monseñor Puiggari y del padre Armando Ledesma –también presente entre el público- que pudo restaurarse la Catedral de los Santos Pedro y Cecilia. “Eso es algo que se inscribe tanto en el plano material como el espiritual, dado que esa iglesia tiene una significación muy especial para todos los católicos” destacó.

Más adelante Artime afirmó que todos los marplatenses, pero especialmente las personas más humildes y los familiares de hechos de violencia, tanto actuales como de la época del terrorismo de Estado, encontraron en monseñor Puiggari “un espacio de prudencia y contención” por lo que entendió que “en este momento tenemos un sabor amargo pero también alegría, porque sabemos que hay personas de Entre Ríos que van a poder disfrutar de su calidad personal, su calidez en el trato y su prudencia”.

A su turno, monseñor Puiggari agradeció a los concejales por “permitirme despedirme en esta casa de las autoridades legislativas y de toda la comunidad marplatense a la que ustedes representan, por haber sido elegidos a través del voto popular”.

“Quiero aprovechar para agradecer muy sinceramente la acogida que siempre he tenido en los distintos ámbitos políticos de la ciudad, donde siempre me sentí escuchado y respetado, aún sabiendo que no siempre compartíamos la fe y las posiciones” continuó Puiggari quien hizo extensivo su agradecimiento a “todas las organizaciones intermedias y los marplatenses en general”.

Tras expresar que “valoro y agradezco todo el intenso trabajo que realizan en pro de mejorar las condiciones de la ciudad” Puiggari pidió “como un marplatense por adopción que está a apunto de partir, que cuiden esta maravillosa ciudad que tiene grandes potencialidades pero también enormes desafío y amenazas”.

Como cierre del acto Artime entregó al futuro arzobispo de Paraná una nota en la que los integrantes del Cuerpo le expresaron su agradecimiento por cuanto “durante el tiempo que permaneció en el Obispado de Mar del Plata, hemos encontrado siempre el ámbito propicio para la consulta, la reflexión y el acompañamiento pastoral”.

“Es por ello –concluyeron- que queremos expresarle el más sincero agradecimiento de parte de todo este Honorable Cuerpo, renovando el compromiso siempre puesto de manifiesto y con el deseo de que pueda realizar una buena tarea eclesial en su nuevo destino como pastor”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*