Policiales

Provincia: 126 asesinatos mensuales de promedio en el primer semestre de 2013

0878_politica_04132014_scioli_alak_entreega_de_armas_zavattaro_5_48717.jpg_1853027552

En el primer semestre de 2013 mataron a 756 personas en la provincia de Buenos Aires, según las últimas estadísticas difundidas por la Procuración General bonaerense oficializadas la semana pasada. Es decir, un promedio de 126 personas por mes. Pero además, según esos registros, en el mismo período hubo 594 intentos de homicidio y 1.614 causas iniciadas por robos agravados por el uso de armas (de fuego y blancas).

Los datos del segundo semestre aún no se difundieron. Pero si se proyectara un número similar para la segunda parte del año, la tasa de crímenes ascendería a 9,8 cada 100 mil habitantes por año. Claro que no necesariamente la cantidad de homicidios va a repetirse de manera pareja en el segundo semestre. Pero si así fuera, la tasa practicamente duplicaría a la que se registra en la Ciudad de Buenos Aires (5,4). Incluso se ubicaría por encima de la tasa promedio en Argentina, que según los relevamientos del especialista Diego Fleitas fue de 6,9 en el 2012.

La tasa de homicidios en la Provincia, que está por encima del promedio de países como Uruguay o Chile, aparece de todas formas por debajo de otras regiones calientes de América latina. Por ejemplo, en el estado de Sao Paulo, según las estadísticas oficiales, la tasa fue en 2012 de 11,47 homicidios por cada 100 mil habitantes.

En la provincia de Buenos Aires, sobre el total de homicidios, hubo 661 imputados que tienen entre 18 y 29 años en el 38% de los casos, y entre 30 y 44 en el 16% de los casos. Un dato a destacar es que hay una participación importante de menores de edad en los crímenes: el 11% de los imputados tienen entre 16 y 17 años. Y son menores de 16 años en el 2,9% de los casos.

Los homicidios dolosos consumados ocurren en la vía pública en más de la mitad de los casos, en un porcentaje menor en viviendas familiares y en menor medida en los comercios. Un dato a tener en cuenta es que en la mayoría de las veces los homicidios ocurren por conflictos interpersonales. El 19% de los casos son robos seguidos de muerte y el 9% de los casos son por violencia familiar. El ajuste de cuentas es un porcentaje menor que araña el 7% y otros tipos de crímenes se llevan el 13% del total. En el 47% de los homicidios consumados la víctima tenía relación alguna con el victimario.

Para matar, el 63% de los delincuentes eligieron armas de fuego y sólo el 22% de las veces utilizaron armas blancas. El resto no fue registrado en la causa penal iniciada. La noche es el horario elegido por los delincuentes. La mayoría de los crímenes ocurren entre las ocho de la noche y las seis de la mañana. Entre el mediodía y las ocho de la noche en menor medida y entre las seis de la mañana y las doce, menos veces aún.

Las víctimas son de nacionalidad argentina en el 80% de los casos. El resto son de nacionalidad paraguaya, boliviana y peruana. El 43,52% de las víctimas tenían entre 15 y 29 años. Entre 30 y 44 años tenían en el 26,46% de los casos. Los intentos de homicidio tienen indicadores similares a los homicidios consumados.

Como en el primer caso, las tentativas de homicidio ocurren en la vía pública, y son por conflictos interpersonales la mayoría de las veces. También suceden de noche más de la mitad de las veces. En esos intentos, el 76% de las víctimas termina con lesiones. El 81% son de sexo masculino y el 79% son de nacionalidad argentina.

Como en los otros dos delitos, el robo con uso de arma ocurre en el 62% de los casos en la vía pública, en comercio el 12% de las veces, en entradoras el 9,8% de las veces y el 8,5% de las veces en viviendas. Los elementos sustraídos son, en este orden: dinero, documentación, celulares, autos y motos. Los ladrones, según este relevamiento, iban caminando la mayor parte de las veces, y en moto en menor medida.

Para robar, los delincuentes utilizaron casi en su totalidad armas de fuego. Y hubo testigos la mitad de las veces.

Al igual que en los homicidios, el horario preferido para robar es la noche. La mayoría de las victimas son jóvenes.

Perfil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*