Ciudad, Información General

Presentaron un proyecto de ampliación del archivo de la “Vieja palabra”

n el año 2004 se creó  por Ordenanza 16.173 y dentro de la Secretaría de Cultura, lo que se denominó el “Archivo de la Palabra Hablada”, donde se empezaron a conservar los relatos orales de aquellas personas que a través de sus vivencias particulares podían  dar cuenta del devenir histórico de la ciudad y la región.

El concejal  Héctor Rosso manifestó: “Hay muchos personajes que  siendo ciudadanos anónimos o sin gozar de gran popularidad o prestigio han sido testigos presenciales de hechos que a la postre, fueron hitos históricos para que nuestra comunidad fuera lo que es hoy. Rara vez estas personas plasman sus recuerdos en algún texto y menos aún escriben memorias al respecto”.

“Muchos son los recuerdos que se pierden cada vez que fallece uno de estos personajes sin que nadie haya recogido sus testimonios, o lo que es peor aún, que aún recogidos, han sido olvidados en alguna grabación perdida,” añadió  el edil.

En su momento, cuando se creó el Archivo de la Palabra Hablada, su objeto era reparar con  la intervención del Estado coordinando en conjunto con distintas ONG  e instituciones intermedias y así lograr ampliar  el espectro cultural y recopilar aquellos testimonios orales no conocidos.

En relación a la modificación que se propone ahora sobre dicha Ordenanza, Rosso aclaró: “Es con el objeto de ampliar las posibilidades de búsqueda y acrecentar el Archivo, ofreciéndole una capacidad y coordinación más eficiente a su funcionamiento”.

A su vez, expresó: “Es indispensable la participación de estudiantes de distintas áreas a los efectos que los testimonios sean más interesantes y profundos, por ejemplo, los estudiantes de las carreras de Historia, Arquitectura, Geografía, etc.  podrían  inducir -con sus conocimientos previos- a aquellos protagonistas para que vuelquen sus vivencias, rastreando en su memoria elementos que, incluso el mismo entrevistado no considerase de relevancia al momento de expresarlas”.

Luego destacó: “Las memorias recogidas por los testigos de determinadas épocas, nos sirven para conocer detalles que la historiografía no repara ni se tienen en cuenta. Se van perdiendo con el transcurrir del tiempo, si bien no se los puede tomar como testimonios o verdades irrefutables, son indicios y señales fuertes de un pasado que se va extinguiendo”.

Desde el punto de vista de la historia oral, el concejal Rosso acotó que “con la muerte de la última persona que compone una determinada comunidad  o ejerce un oficio en extinción  por ejemplo,  si esas experiencias no son rescatadas y salvaguardadas otransmitidas a otros, se perderán definitivamente idiomas, costumbres, canciones, ritos, juegos y demás”.

Rosso también en su Proyecto propone incorporar al Archivo algo escencial y de orden público, en tal sentido dijo: “En los últimos años, dentro del ámbito del Honorable Concejo Deliberante se ha generado  una nueva variedad de testimonios originados en las Sesiones Especiales de dicho cuerpo, son los recogidos al momento de homenajear o reconocer la  trayectoria de diferentes personalidades. Los mismos, han sido  grabados y transcriptos; no obstante, las mencionadas grabaciones aún no integran hasta la fecha, el Archivo de la Palabra Hablada. Por eso es que pido su inclusión”.

Con respecto al reciente fallecimiento del eximio maestro Rubén Juárez, declarado Visitante Ilustre el año pasado, agregó: “En la entrega de la distinción, Juárez recordó aspectos de sus distintas presentaciones en Mar del Plata en sus cuarenta años de trayectoria; esas palabras, consideramos, son muestras fundamentales para conocer contextos culturales pasados que integran la historia de la ciudad”.

“Otras personalidades que ya han fallecido, y cuyos testimonios deben ser conservados y simplemente a manera enunciativa son: Cardenal Eduardo Pironio, Félix Luna, Osvaldo Soriano, Washington Castro, Adolfo Ábalos, Homero Cárpena, Ulises Barrera, Juan José Saer, José María Mainetti, Germán Bidart Campos, Alberto Liszy, Jorge Prelorán, Félix de Ayesa, Juan Tessone, Martín Inda, Enrique David Borthiri y tantos otros grandes que han recibido distinciones por parte del HCD a lo largo del tiempo. ”,continuó el concejal Rosso.

Por último, el edil concluyó “El Archivo, aceptará donaciones de grabaciones de voz de personas que sean o hayan sido representativas de diferentes disciplinas, ya sea a nivel municipal, provincial, nacional o internacional, de la cultura, la educación, las artes, las letras, las ciencias e investigación en todas su ramas , la historia, la política, el deporte y la solidaridad, etc. A su vez, se invitará a colaborar con el mismo a los medios de difusión que deseen donar o compartir con la comunidad , voces de personalidades que pudieran tener dentro de sus archivos, estando éstas entre nosotros o no, y que sean claros testimonios de la historia y la cultura en sus más variadas formas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*