Destacado, Política

¿Por qué extraña la violencia en la Municipalidad?

“No esperábamos esto”, “Era impensado” “Iba a ser una fiesta? así reaccionó el gobierno de Gustavo Pulti ante los incidentes graves que se produjeron por la mañana, y que tuvo como protagonistas a individuos que muy rápidamente pueden ser identificados, si existiera la verdadera decisión política y judicial, de proceder en defensa de los bienes públicos, privados y la seguridad de las personas. Hay complicidad política y judicial.

Mar del Plata es una ciudad violenta, de las más violentas del país, en todos sus órdenes. Pulti imagina fiestas cuando en realidad lo que hay son funerales. Las estadísticas oficiales y medios de de difusión de Capital Federal se ocupan a menudo del tema, frente al silencio de la mayoría de los grandes medios locales. La mayoría del periodismo marplatense es light, versiones, imágenes y que cada uno saque sus conclusiones. Es una falta total de compromisos con la ciudad y con el servicio de informar.

¿Qué pasó cuando activistas del paro del puerto, destrozaron varios edificios públicos? ¿Qué pasó con los protagonistas de lo sucedido hoy, que hirieron seriamente a un policía? No debería extrañar que mañana vuelvan a actuar, son como los delincuentes seriales. Una vez más deberán ser contenidos por los efectivos. Es una constante, nadie debería ni asombrarse ni extrañarse.

Es el manto político que protege estas metodologías, con una clara complicidad de autoridades políticas y judiciales. Argentina está al margen de la ley, con su aplicación condicionada. Este es el modelo al cual pertenece el intendente Pulti, que aparece con cara de “yo no fui” y las básicas explicaciones del presidente del Concejo Deliberante Ariel Ciano y del sub secretario de Gobierno Martín Aiello.

¿Alguien con honestidad intelectual cree que habrá boleto gratuito para alumnos y docentes que son el equivalente anual a 4.000.000 de viajes? Todos saben que Pulti persigue un rédito político. Cuál es su estratagema pasar una hormiga entre una manada de elefantes. La tarifa va a estar contenida dentro del nuevo precio del boleto plano, con lo cual se va a consagrar el subsidio de los que pagan el boleto plano. Este es el modelo. Pulti transfiere el subsidio como se hace con la inflación, para sostener el aparato político que lo mantiene en el poder, todo con el dinero de los impuestos.

Sólo en su imaginación existe la fiesta de la que hablan Pulti y Ariel Ciano el inoperante e incompetente presidente del Concejo Deliberante. El boleto no será gratuito, tal vez para ellos si porque no viajan en colectivo.

No es casualidad que Mar del Plata gane títulos con distintos tipos de violencia. Lo que exaspera es que encima hablen de asombro y se extrañen. ¿En qué sociedad viven? No está demás la pregunta porque parece que no están gobernando Mar del Plata, o lo disimulan muy bien, y algo de eso hay también.

 

Nota relacionada:

La represión policial la desató la interna K

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*