Ciudad, Información General

Por la suba de peajes, llegar a la ciudad ya cuesta $ 300

Alrededor de 300 pesos. Es el dinero con el que hay que contar de movida para salir en auto hacia la Costa este verano de acuerdo a los últimos ajustes en los precios de los combustibles y peajes.

Para llegar a Mar del Plata, por ejemplo, el conductor de un vehículo naftero que parte desde la Capital Federal tiene que desembolsar $ 301. La cifra surge de los $ 56 de peaje ($ 5 en las casillas de Dock Sud y Hudson en los horarios pico, 23 en los dos puestos de la autovía 2) y unos $ 245 de combustible, si se toma como parámetro el litro de nafta súper que desde fin de año, en las estaciones de YPF en la ciudad de Buenos Aires, es de $ 5,979. Aquel conductor que opte por un combustible premium, tendrá que agregarle un 8% más a su presupuesto de movilidad. Con el mismo parámetro, el costo de trasladarse a Pinamar es de $ 271 y se acerca a los $ 300 con una nafta de mayor calidad.

En el caso de los peajes por las rutas provinciales 2 y 11, los nuevos valores rigen desde el 28 de diciembre, con una suba autorizada de hasta el 15%. Con relación al verano pasado, el ajuste es del 53%. Los precios de los combustibles también fueron reajustados en el tramo final del año pasado. Comenzó YPF con un incremento del 6% y le siguió luego el resto de las petroleras. En todo 2012, la suba en las naftas rozó el 30%.

Los que partan hacia la Costa desde los partidos ubicados al Norte y Oeste del conurbano tendrán que sumar algunos costos adicionales. En el primer caso, el peaje de Panamericana cuesta ahora hasta $ 13,50, mientras que para ingresar por el Acceso Oeste, desde Ituzaingó y Luján, hay que pagar hasta $ 10,50. Ambos valores fueron reajustados a partir del martes, con subas que llegan al 43%. Además, si los automovilistas del Gran Buenos Aires cargan combustible en sus lugares de origen, deben tener en cuenta que algunos distritos comenzaron a cobrar, también desde comienzos de año, un valor adicional en concepto de tasa vial municipal. Es de 10 centavos por litro de nafta y ya se cobra en Moreno, San Miguel, General Rodríguez, San Fernando y Vicente López. Los automóviles que usan GNC pagan la mitad del recargo.

Los costos relacionados con el mantenimiento y el uso del auto vienen incrementándose. En noviembre, un relevamiento de Clarín había dado cuenta de que tener un auto nuevo implica gastar $ 2.300 por mes. La nafta, el garage, y el seguro se llevan la mayor parte, con un aumento del 30% en un año, y los arreglos subieron incluso más por la falta de repuestos. Desde entonces, los costos se incrementaron aún más: las patentes en Capital, por ejemplo, subieron un 8% para este año.

Clarín

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*