Básquet, Deportes

Por la revancha

Solidez defensiva y Leo Gutiérrez: las partes fundamentales del triunfo de Peñarol ante Sionista de Paraná, este sábado por la noche, en una de las semifinales del Súper 8. Así de concreto. Porque supieron marcar muy bien a Cequeira y Martínez (puntales del ataque paranaense) y porque la estrella Milrayitas deslumbró en la segunda mitad, donde clavó tres triples consecutivos en el último parcial y sentenció la historia. Por eso, el equipo de Sergio Hernández tendrá la posibilidad de vengarse de la final perdida en la temporada pasada ante Atenas, y precisamente otra vez en su estadio. Pero ahora con el as de espada de su lado.

En el inicio del cotejo, Peñarol, producto de una férrea defensa, tapó el juego perimetral de Sionista y lo obligó a realizar tiros forzados. Mientras tanto, lo supo complementar con ofensivas rápidas de la mano de Jones (5) y Mata (5), para quebrar por primera vez el trámite del encuentro y producir la primera diferencia a su favor (18 a 8). Sin embargo, con los ingresos de Dixon y Fioritti el local de turno achicó la desventaja y cerró el parcial perdiendo 20 a 18.

En el segundo cuarto, el ingreso de Alejandro Diez (5) le posibilitó al equipo marplatense tener mayor presencia debajo del aro y aumentar la distancia (27 a 20). Asimismo, con Reinick se hicieron fuertes y comandaron la zona pintada propia. Pero dentro del magro ataque del conjunto de Svetliza, Robinson incomodó a la defensa Milrayitas y redujo las distancias (27 a 26). En el final, Vega (4) y Campazzo (3) le renovaron el aire a Peña e hicieron estragos en el cierre del segmento. Luego de dos simple de Zilli, se fueron ganando 37 a 30.

Al regreso de los vestuarios, los de Hernández siguieron mentalizados a jugar cerca del aro ante la falta de efectividad en tiros exteriores. Como consecuencia, tomaron relevancias las actuaciones de Leiva y Leo en la zona pintada. Pero la cuarta falta del pívot le posibilitó a Sionista que vaya por ese lugar con Zilli a la cabeza. Sin mucho más, los paranaenses se mantuvieron en partido (55 a 45).

En el último tramo del juego, apareció con todas las luces Leonardo Gutiérrez. Sí. Para escribirlo con todas las letras. Porque su efectividad enalteció a todo un equipo, que a costillas de él levantó un partido que no traía mayores inconvenientes pero que necesitaba un corte definitivo. Con tres triples consecutivos se terminó todo. Pero ni Sebastián Rodríguez ni Campazzo se quisieron quedar atrás y también colaboraron cada uno con un tiro exterior para definir la historia 78 a 65 favorable a Peñarol.

Con una sólida defensa en los 40 minutos de juego y con un intratable Leo Gutiérrez en los instantes finales, el Milrayitas se metió nuevamente en una final. Como si lo quisiera el destino, el equipo marplatense tendrá la oportunidad de desquitarse del título perdido en la primera mitad del año ante el mismo rival: Atenas. Ahora, ante su gente, podrá tomarse revancha.

Síntesis:

Juventud Sionista _ 65

Luis Cequeira 10; Ramiro Iglesias 2; Javier Martínez 10; Clearance Robinson17 y Alejandro Zilli 12 [FI] Daniel Hure 3; Carlos Dixon 4; La Shaw Malloy 2; Leandro Massieri 0 y Matías Fioretti 5.

DT: Sebastián Svetliza

Peñarol _ 78

Sebastián Rodríguez 11; Mike Jones 5; Marcos Mata 8; Leonardo Gutiérrez 22 y Martín Leiva 8 [FI] Alejandro Reinick 1; Alejandro Diez 9; Sebastián Vega 6 y Facundo Campazzo 6.

DT: Sergio Hernández

Parciales: 18-20/ 30-37/ 45-55.

Árbitros: Rodrigo; Pablo Estévez y Sergio Tarifeño.

Estadio: Polideportivo Islas Malvinas, MdP.

Por Maxi Ibáñez

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*