Ciudad, Política

Por gas oil subsidiado para el transporte público

La Justicia Federal platense intimó a YPF para que provea de gasoil a las empresas de líneas de colectivos de la capital bonaerense y zonas de influencia, respetando los contratos anteriores al conflicto. El mismo provocó el desabastecimiento de combustible y las restricciones ulteriores en el servicio de micros locales.

Desde hace varios días, en la región del Gran La Plata se suspendió la circulación de micros a partir de las 22 horas hasta las 05 para racionalizar la reserva de gasoil de las empresas de este transporte público. Por esa razón, la municipalidad de esta ciudad había presentado un recurso de amparo por las consecuencias derivadas a miles de usuarios. Ayer, el juez José Luis Deglaue, a cargo del Juzgado Federal Nº4, atendió este pedido y determinó la intimación a la compañía petrolera.

La falta de aprovisionamiento deriva – según las cámaras del sector – de una controversia entre YPF y el gobierno nacional por el gasoil subsidiado que se entrega a los dueños de colectivos. Los empresarios pagan 1 peso el litro. Como los colectivos se quedaron sin reservas, deben aprovisionarse en los surtidores de las estaciones de servicio, a precio de mercado.

Hace una semana, el intendente Pablo Bruera, también había cursado una nota de reclamo al secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, para la normalización de las entregas de gasoil. Por cuerda separada, el viernes presentó el amparo en la justicia federal. El recurso planteaba la “ilegitimidad” que surge de la actuación de la proveedora del combustible, al afectar “derechos constitucionales” de los platenses. En este caso, el desabastecimiento “trasciende el servicio público, como la asistencia a establecimientos educativos, el traslado a unidades hospitalarias, el derecho a trabajar”, entre otras consideraciones.

Después de cinco días, el juez Deglaue pronunció el dictamen ordenando a YPF la provisión de gasoil “en los términos económicos que regía la relación contractual con las empresas de transporte que prestan servicio público en la Ciudad”.

El fallo intenta resguardar a 8 millones de personas que mensualmente toman algunos de las 706 micros en circulación por la región.

Contra Schiavi

 La Cámara Empresaria de Larga Distancia (transportes de pasajeros) criticó declaraciones del secretario de transporte, Juan Pablo Schiavi quien “por un lado acepta públicamente una merma en la entrega de combustible en el orden del 15%, pero por el otro amenaza con quitarle el permiso de trabajos a las empresas que sufren las consecuencias dichos incumplimientos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*