Política

Pobreza sin índice: ¿dónde quedó el sinceramiento del INDEC?

0001116497

A la hora de planificar políticas económicas confiables y con el sentido de mejorar la vida de las personas, la medición de los índices debe ser confiables y, por sobre todo, reales. Sin embargo, los números del INDEC perjudicaron, y mucho, a la economía argentina.

En ese sentido, el director del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina, Agustín Salvia, habló en “Hola Chiche” y se refirió a los índices de pobreza e indigencia en el país, tras la no publicación de los números por parte del INDEC: “La pobreza nos da entre un 26,5 y un 27,5 por ciento, que se mide por el valor de la canasta básica alimentaria y la canasta básica complementaria. Estos números se toman por los ingresos que se perciben para poder adquirir esa canasta”.

“La canasta básica para un adulto llega a 617 pesos, que para una familia tipo sería de 1.906 pesos en la mínima y 2000 en la máxima, hablando siempre de la línea de indigencia. Por el lado de la pobreza, la canasta está entre 3.960 y 4.150“, explicó Salvia.

A su vez, el director del Observatorio comentó: “Aumentó la pobreza pero no la indigencia, que se ubicó en el 5,5 por ciento, y eso es por los programas sociales. Si no existieran estos planes, la indigencia subiría un 50 por ciento“.

“Hay que darle la derecha a Capitanich lo que dijo, el índice tenía profundas inconsistencias metodológicas, que tiene que ver con el valor de la canasta básica alimentaria y la canasta básica total. Los últimos datos de INDEC daban de indigencia el 1.4 y de pobreza el 4.7 por ciento. Para una persona para el INDEC se podía vivir con 255 pesos, hablando en la línea de indigencia”, argumentó Salvia.

Sobre este punto, el director del Observatorio analizó: “Ellos deberían pasar del 1.4 por ciento al 5.5 por ciento en indigencia, y en la pobreza deberían saltar del 4.7 al 26.5 por ciento. Sin embargo, me parece que ellos también lo ven el desfasaje, y por eso se preocuparon por aumentar la Asignación Universal por Hijo y las pensiones no contributivas“.

Para salir de la pobreza se deberían aplicar políticas de empleo, entre ellas fomentar la inversión para crear más puestos de trabajo. Si no aumenta el empleo, no baja la pobreza”, cerró.

Diario Veloz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*