Arte y Cultura, Cine

Piña metálica

Por Mex Faliero

Transformers: el lado oscuro de la luna (Transformers: Dark of the Moon / EE.UU. / 2011 / 157 minutos)
Dirección: Michael Bay
Intérpretes: Shia LaBeouf, Rosie Huntington-Whiteley, John Malkovich, Josh Duhamel, Patrick Dempsey, John Turturro, Frances McDormand, Ken Jeong, Peter Cullen, Tyrese Gibson, Kevin Dunn, Alan Tudyk, Lester Speight
Sala y horarios: Cines del Paseo (-35mm, subtitulada- todos los días: 16:10 – 19:30 y 22:50. Sábado y domingo también: 13:00. Sábado también: 00:45) // Cine Ambassador (-3D, en castellano- todos los días: 15:30. Sábado y domingo también: 12:20) // Cine Ambassador (-3D, subtitulada- todos los días: 18:45 y 22:00. Sábado también: 01:10) // Cine Ambassador (-35mm, en castellano- todos los días: 17:45 y 21:00. Sábado y domingo también: 14:30. Viernes y sábado también: 00:10)

Hacer un comentario (por más que sea un anuncio con algo de juicio de valoración) sobre este tipo de productos es algo inútil: hasta ahora, la saga ha brindado dos películas bastante regulares, pero a los fanáticos no les interesa saber qué opina uno. Por el contrario, si uno opina pestes, estarán preparados para asestarnos varios golpes al grito de “¡ustedes los críticos!”. El asunto es que la saga Transformers ha demostrado grandes posibilidades en taquilla y se ha convertido en uno de los éxitos de acción más fuertes de los últimos años. Pero, por otra parte, ha contribuido al achatamiento estético del género, contado sin ton ni son por el inepto Michael Bay que hasta acá, y salvo por pasajes de La roca, no ha sabido contar fluidamente una aventura. Su estilo rústico, dominado por el montaje brutal, la cámara en movimiento y los colores saturados ha dado una serie de películas que funcionan en el público de su tiempo, aunque eso no sea seguro de calidad. Algunos dirán que esto es entretenimiento y que no hay que pensarlo tanto: uno les dice que el entretenimiento es algo subjetivo, que uno se aburre con estas cosas aparatosas y que en todo caso, Terminator 2 ó Duro de matar también son entretenimientos, pero a la vez notables cuentos narrados con virtud. Sin embargo, y sorpresivamente, la crítica internacional ha saludado esta tercera parte, donde Autobots y Decepticons se mezclan en la lucha espacial entre norteamericanos y rusos, como la mejor de la saga hasta el momento (habrá Transformers 4, pero Michael Bay no estará en la dirección ni Shia LaBeouf en la actuación). Hasta verla, no podemos decir nada: pero ya podemos anticipar que la ausencia de Megan Fox le ha quitado parte de ese interés sexista que esta saga machista y pseudofascista ha elaborado hasta el momento.

Medianoche en París (Midnight in Paris / EE.UU. / 2011 / 100 minutos)
Dirección: Woody Allen
Intérpretes: Owen Wilson, Rachel McAdams, Marion Cotillard, Michael Sheen, Kathy Bates, Carla Bruni, Alison Pill, Tom Hiddleston, Léa Seydoux, Adrien Brody
Sala y horarios: Cinema Los Gallegos (-35mm, subtitulada- todos los días: 16:10 – 18:20 – 20:30 y 22:40. Sábado también: 00:45. Sábado y domingo también: 14:00)

Woody Allen, ya más un concepto que una realidad cinematográfica. Dos por tres surge el talento, y el neoyorquino se manda Si la cosa funciona, o le salen algunos momentos logrados como en Vicky, Cristina, Barcelona o Conocerás al hombre de tus sueños. Pero, como ya hemos dicho por estas páginas, desde Los secretos de Harry (1995) que la carrera del director se sostienen en un sube y baja de mediocridad, donde del genio aquel sólo quedan espasmos. Y en su recorrido mundial, ese que lo ha llevado por las principales ciudades del mundo filmando películas (y que se parece a un trabajo por encargo hecho con desgano), París no podía quedar exenta de recibir al director de Manhattan. Allen, entonces, elabora un guión donde se incorpora, como en aquella Vicky, Cristina, Barcelona rodada en Barcelona, la mirada del extranjero que no puede dejar de ver los lugares comunes, lo que provoca que la película tenga un tono autoconsciente de paseo turístico. Como es habitual, tenemos intelectuales envueltos en problemas sentimentales, en este caso un escritor con problemas de amor, que se mete en las calles nocturnas de París para, mediante la magia, encontrarse con la París de las primeras décadas del siglo XX. La fantasía siempre ha sido un tema en los films de Allen, y aquí queda evidenciada explícitamente. Otra habitualidad es la de los elencos plagados de estrellas, cosa de la que no se priva aquí. Como detalle curioso, es la tercera película del director que se estrena en el país en el lapso de seis meses.

El laberinto (Rabbit Hole / EE.UU. / 2010 / 91 minutos)
Dirección: John Cameron Mitchell
Intérpretes: Nicole Kidman, Aaron Eckhart, Dianne Wiest, Tammy Blanchard, Sandra Oh, Miles Teller, Giancarlo Esposito, Jon Tenney, Phoenix List
Sala y horarios: Cines del Paseo (-35mm, subtitulada- todos los días: 15:30 – 17:50 – 20:10 y 22:30. Sábado también: 00:25)

CRITICA // Un matrimonio lleva ocho meses de dolor: su hijo de cuatro años murió tras ser atropellado por un automóvil que conducía un adolescente. El laberinto, basada en un texto de David Lindsay-Abaire que él mismo adapta para la pantalla, encuentra a esta pareja en el momento en que aquellas cosas que no se dijeron comienzan a hacer presión y a estallar. El director John Cameron Mitchell ha sido un habitual provocador, con películas como Hedwig o Shortbus, y aquí lo sigue siendo, aunque no de manera explícita como en sus dos primeros films. El procedimiento del realizador es el siguiente: cuenta este cuento como un melodrama convencional, sin excesos y sin recurrir a mostrar el horror humano a la manera de un Todd Solondz. Sin embargo, la subversión surge por la aparición subrepticia del humor y por alejarse del obvio dolor por la muerte de un niño, para preocuparse mucho más por lo que ello representa socialmente. Para contar esto, se vale a dos intérpretes mayúsculos: Kidman y Eckhart, que son dos talentosos, pocas veces estuvieron tan precisos. El laberinto es una muy dura revelación sobre cómo el dolor debe ser procesado y absorbido por ese concepto conservador llamado familia. Un film excelente, que merece verse.

Consultar la cartelera acá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*