Ciudad, Información General

Piden informes por los graves hechos ocurridos en la Comisaría Tercera

El concejal de la U.C.R. Maximiliano Abad, requirió explicaciones al Ministerio de Seguridad y al Ministerio Público sobre varios puntos referidos a la muerte de un detenido

   A raíz de los gravísimos hechos, acontecidos el día 11 de marzo pasado, en la Comisaría Tercera de esta Ciudad, que derivaron en la muerte de un detenido identificado como Alejandro Sosa, y cuyo deceso se imputa al policía Carlos Córdoba, el edil radical a través de un pedido de informes elevado a sendos organismos provinciales, solicitó que se aclaren varios puntos relacionados al caso y declaró: “Es muy grave lo que ha pasado, por eso queremos que este caso no quede en meros anuncios, y que los responsables políticos que deben controlar a la policía den explicaciones y tomen todas las medidas que hagan falta, queremos saber si se intervino la comisaría, cuál es la situación de su titular, si se han ordenado inspecciones del sitio, así como también los sumarios y relevos ordenados. Y continuó: “También queremos saber con qué frecuencia se ordenan visitas o inspecciones a comisarías, si existen antecedentes de denuncias de apremios ilegales en seccionales de la Ciudad y estado de las causas “

  Recordemos, que este hecho se había comenzado a desarrollar alrededor de las 14:00 hs del mismo día, cuando Sosa divisó en las cercanías de su domicilio a dos sujetos que habían intentado robarle días antes, a quienes intimidó con unos disparos al aire. Sin embargo, en ese momento se apersonó un policía vestido de civil, quien persiguió a Sosa hasta el interior de su domicilio acompañado de los presuntos delincuentes, y luego de amarrarlo con un precinto lo golpeo brutalmente mientras su familia miraba. Posteriormente Sosa fue cargado en un patrullero, y arrojado a una celda en la comisaría sin ningún tipo de asistencia, y recién a las 18:30 fue llevado al hospital. Para justificar lo hecho, los efectivos involucrados, habrían armado una falsa causa para imputar a Sosa de un delito.

  Finalizó Abad: “No es la primera vez, que efectivos de esta comisaría en particular están sospechados de aplicar tormentos a los detenidos, incluso uno de los efectivos que participo de la muerte de Sosa, ya tendría una causa por un hecho anterior, por lo que cabe preguntarse por qué continuaba en servicio. La función de la Policía es proteger y servir, siempre actuando dentro del marco establecido por el estado de derecho, y cuando los policías se transforman en delincuentes, estamos ante un problema grave, debemos hacer lo necesario para que un hecho así no pueda volver a ocurrir”

 

 

Los comentarios están cerrados.