Ciudad

Piden control y límites contra el comercio ilegal

Desde CAMECO, la cámara que agrupa a comerciantes de la ciudad, se solicitó a la Municipalidad que agudice los controles y que ponga límites más precisos a lo que es el comercio de mercadería ilegal. “Si no se controla en su debido momento, se va de las manos”, dijo Héctor Domínguez, titular de la entidad.

Si bien esta situación se da durante todo el año con puestos callejeros que pueden observarse en la zona céntrica, se agudiza en cercanías de las Fiestas de Navidad y Año Nuevo. A los habituales puestos con ropa o películas truchas, aparecen stands con pirotecnia, los cuales revisten mayor control ante su potencial peligrosidad.

Más allá del pedido realizado desde CAMECO, el vicepresidente de la entidad explicó que “esta solicitud no implica estar en contra de la feria de artesanos locales, sino de personas que comercializan desde anteojos, cd’s y otros artículos de procedencia sospechosa”.

En declaraciones a Radio Brisas, el representante de los comerciantes de la ciudad reconoció que si esta situación “no se controla en su debido momento, después se va de las manos”. Y remarcó que ante este contexto “el mayor perjudicado es el comerciante debidamente instalado”.

Sobre esta actividad, Domínguez explicó que no se trata de cuentapropistas, sino de organizaciones que proveen de mercadería a personas que después se encargan de venderlas. Aunque consideró que esta “no es una actividad ilegal en sí”, exigió que “al menos paguen impuestos, como corresponde”.

De todas maneras, reiteró y remarcó que “una cosa son los artesanos” y volvió a señalar que no se acusa a “quienes elaboran sus productos” sino que las críticas de los sectores empresariales recaen sobre quienes “venden mercadería industrializada, en la mayoría de los casos de origen importado o de dudosa procedencia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*