Básquet, Deportes

Peñarol volvió a ganar y le metió presión a Regatas

obr-pen-700x400

El combinado marplatense reúne 54,5 unidades en la clasificación y le lleva 4 de ventaja al escolta Boca Juniors, que hoy superó a Argentino de Junín por 73 a 68.

Lo cierto es que Regatas Corrientes (50), el campeón vigente, tiene tres partidos menos y está en condiciones de regresar a lo más alto. Por su parte, Obras figura en la parte baja de la tabla con 43 unidades.

El ala pivote y capitán, el cordobés Leonardo Gutiérrez, resultó la principal vía de anotación del conjunto que dirige Fernando Rivero, con 15 tantos, aunque con un muy discreto 1-8 en triples.

Los valores más destacados del quinteto ganador fueron el interno Martín Leiva, con 12 tantos y 13 rebotes; y los reservas Isaac Sosa con 12 puntos (4-6 en triples) y Axel Weigand, con 11 unidades y 6 rebotes.

En el conjunto del barrio de Núñez se destacó el escolta Juan Manuel Fernández, que contribuyó con 13 puntos, 2 rebotes y 2 recuperos.

Obras tuvo un mejor arranque y en apenas un minuto y medio se puso 6-2 arriba, provocando dos pérdidas y tres infracciones de un desbordado Peñarol. El alero extranjero Smith (4 puntos) fue el artífice de ese dominio inicial.

Pero el estadounidense sufrió una torcedura en su tobillo izquierdo y debió sentarse al banco (2m.30s.).
Entonces, el visitante apostó a meter la bola a la pintura y Leiva (4) le dio dividendos parciales para reducir la ventaja (8-6).

Sin embargo, con la conducción combinada de Konsztadt y Juan Manuel ‘Lobito’ Fernández, más el aporte del bahiense Jasen (5), el quinteto de Santander extrajo la máxima (13-6), cuando restaban 4m. 21s.

El quinteto ‘milrayita’, pese a que no funcionó el tiro exterior (15 en triples), ensayó una reacción con la buena defensa del rosarino Boccia y quedó cuatro abajo (17-13) al cierre de los primeros 10 minutos.

En el segundo capítulo, un triple de Campazzo le permitió al elenco marplatense establecer la igualdad (19-19), cuando quedaban 8m. 22s. Y el buen ingreso del ala pivote Axel Weigand (5) le garantizó el mejor pasaje hasta ese momento. Peñarol pudo correr la cancha y se alejó a 6 (21-27), a los 3m. 49s.

A esa altura, Obras había perdido la fluidez del principio y la eficacia en sus tiros. Y solamente por la claridad del cordobés Fernández (5) pudo acercarse a la mínima (28-29), cuando quedaban 2m. 21s.

El desorden se adueñó definitivamente del desarrollo, con dos equipos que lucían apurados y equivocados. En ese contexto, Peñarol vencía con lo justo: 31-32.

El comienzo del tercer cuarto ofreció un Campazzo activo (jugada de tres puntos y asistencia de lujo) para que el visitante se alejase a 31-37. Pero Obras respondió con el tándem Konsztadt (4)-Jasen (3) para achicar las cifras a 38-40, cuando quedaban 4m. 40s.

El visitante pareció enderezar el rumbo a su favor con dos triples seguidos de Sosa y Weigand y se escapó 46-38, a falta de 2m. 42s.

El quinteto marplatense terminó con relevos en cancha, pero la estructura no se resintió y, con un triple del puertorriqueño Sosa sobre la chicharra, consiguió una distancia apreciable de 13 (42-55).

En la entrada al último período, el equipo local jugó sus cartuchos a defender más duro y concluir las ofensivas con disparos cercanos al canasto, con Field (4) como bandera. La estrategia le dio réditos y Obras se puso cinco abajo (52-57), a falta de 5m. 30s.

Peñarol vivió un pasaje de sequía hasta que Leo Gutiérrez encestó un doble y Sosa, un triple, para retomar el control (52-62).

De allí hasta el final, el puntero de la Liga reguló el ritmo, se aprovechó del apuro rival y terminó redondeando un triunfo justo.

Infoliga

Los comentarios están cerrados.