Deportes

Peñarol se soltó sobre el final y obtuvo un necesario triunfo de local

A pesar de la ausencia de Leonardo Gutiérrez y los problemas físicos de Alejandro Diez y Juan Pablo Figueroa, Peñarol repartió bien el goleo de su poco personal disponible y se sacó de encima a Echagüe de Paraná por 86-68 en el Polideportivo. Con este triunfo y las derrotas de Hispano y Boca, los marplatenses  toman un poco aire en su lucha por zafar del descenso.

Le costó el arranque al “Milrayitas”. En ofensiva estuvo atado y no pudo lograr fluidez. Del otro lado, Echagüe atacó rápido y cuando tuvo que jugar estacionado también se las arregló para lastimar y escaparse 12-7 en 5 minutos, obligando al entrenador del local, Marcelo Richotti, a detener las acciones con un “tiempo muerto”.

El equipo mejoró y pudo irse ganador 23-22 al sonar la chicharra final del cuarto inicial. Primero empató en 14, después sufrió un 5-0, pero volvió a remar y cerrar al frente. Alejandro Diez con siete puntos fue el valor más destacado en la ofensiva, bien acompañado por Franco Giorgetti con cinco.

En el inicio del segundo, Echagüe recuperó la delantera aunque el trámite siempre fue parejo. Después Peñarol encontró un par de defensas y dos triples de Giorgetti para alejarse 34-30 cuando restaban 5 minutos y medio. El que paró el partido, entonces, fue el entrenador visitante, Iván Najnudel.

El elenco de Paraná pudo mejorar y volver a emparejar todo, aunque el “Milrayitas” sacó 6 con la buena participación de Juan Manuel Torres (43-37), más allá de un cierre con gol del base visitante Joaquín Baeza que lo dejó a tres por debajo (43-40).

Con Diez, Giorgetti, Torres y Pettigrew como puntales y atacando el aro, Peñarol pudo mantenerse al frente en el tercer cuarto, aunque en Echagüe apareció Derrick Carácter para complicar en el juego interior (54-49). Después, el pivote extranjero sumó acompañamiento y el conjunto de Najnudel puso un 4-0 para situarse 54-53 abajo a falta de 2 minutos y medio. Peñarol reaccionó con Roberto Acuña y metió un 7-0 (61-53), aunque un nuevo parcial favorable a los visitantes dejó el marcador 61-57 al finalizar el parcial.

Con todo comenzó Peñarol el último y metió un 9-0 para escaparse 70-57 en dos minutos. La defensa secó al rival y el ataque rápido hizo el resto, con una buena aparición de Louis Dabney para elevar su cuenta personal a 11 puntos. Diez, el “irrompible”, metió un triple, Acuña continuó con su dominio y el “Milrayitas” sacó 21 (83-62). Allí, cuando restaban 3 minutos y con todo definido, Richotti decidió que ingresaran Vittorio Fazzini, Tomás Monacchi y Nicolás Franco, los jóvenes del equipo.

Prensa Peñarol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*