Básquet, Deportes

Peñarol ganó y sigue bien arriba

tapa5-700x400

Sin brillar, con muchas intermitencias, pero con un quinteto que es capaz de resolver todos los problemas (Leo Gutiérrez (25), Leiva y Campazzo 15, Boccia 13 y Franco Giorgetti 9), Peñarol se impuso 93-88, sobre un Lanús que jamás se dio por vencido, en donde cumplieron una buena labor Salles (22) y Wade (21).

Tras un inicio parejo, donde intercambiaron punto por punto, Peñarol con una bomba de Leo Gutiérrez y la efectividad en la pintura de Martín Leiva, sacaba una pequeña luz, de cinco puntos, 14-9, obligando a Volcán Sánchez a pedir minuto, disconforme con la actuación de sus muchachos en ese pasaje. Al regreso, Lanús, volvió a emparejar las acciones, poniéndose dos veces a un punto, pero en ese momento, el “10” del milrayitas decía presente y con su puntería desde el perímetro (5/5 en ese parcial desde tercera dimensión), y su equipo inclinó totalmente la balanza, sacando a relucir las diferencias entre uno y otro, al sacar una renta de 11 puntos, 37-26, al cabo del primer periodo.

El “Granate” de la mano de Wade (15 puntos en ese parcial), mejoró su performance en el segundo cuarto, aprovechando las malas decisiones de los relevos del local en ofensiva y de la falta de intensidad de los mismos en defensa, por lo que tuvieron que volver los titulares en el milrayitas, sin embargo, el envión de la visita era tal que se ponía al frente 48-49, con un parcial de 4-19, una vez más Leo Guitiérrez desde la línea, y con dos buenas defensas, le devolvía el control del marcador por la mínima, 50-49, con poco menos de dos minutos por jugar. Con su quinteto principal, Peñarol, recuperó la intensidad defensiva y si bien, en ataque no estuvo del todo fino, se fue al descanso largo ganando por cinco puntos, 56-51.

Al regreso de las acciones, las imprecisiones se hicieron presente en el juego, por lo que la brecha se mantuvo siempre a favor del dueño de casa en el rango de los seis puntos, con una muy buena tarea de Adrián Boccia, en Peñarol y de Hernando Salles, en la visita. Sobre el cierre del mismo, el “milrayitas”, se logró despegar en base a una muy buena defensa y a la efectividad en la pintura de Franco Giorgetti, Gabriel Fernández y Leo Gutiérrez, entrando al último cuarto, arriba por 10 puntos, 77-67.

Lanús de la mano de Salles, inteligente en la personal o para jugar el pick & roll con Eslava, achicaba la brecha a tres puntos, 85-82, ante un conjunto marplatense que nuevamente había bajado su intensidad en defensa, pero una vez más apareció la jerarquía de sus hombres, con Boccia y Leo como estandartes en el goleo, más el sacrificio de Weigand en la lucha de cada rebote y la defensa, y la inteligencia en la conducción de Campazzo, para que Peñarol terminara imponiéndose por cinco puntos, 93-88.

Infoliga

Los comentarios están cerrados.