Deportes

Peñarol bajó al puntero de la Sur y volvió a respirar

El “Milrayitas” jugó un partido de alto nivel y superó a Ferro como visitante por 80 a 63. Peñarol dio una muestra de carácter y juego para dominar a un candidato al título y avanzar mucho terreno en su misión de permanecer en La Liga. El foráneo Steffphon Pettigrew aportó 26 puntos.

Un gran primer cuarto jugó Peñarol ante el mejor equipo de la Conferencia Sur. Lo maniató para permitirle solamente 14 puntos y le anotó 21 repartiendo muy bien el goleo. El mejor exponente fue Steffphon Pettigrew con 7 pero hubo un importante aporte de Roberto Acuña y Franco Giorgetti (4), además de los 3 de Juan Pablo Figueroa y Leonardo Gutiérrez.

La buena energía de Peñarol se extendió en el segundo cuarto. Lo dominó también, porque además aparecieron puntos de jugadores que no habían gravitado en el primero, como Louis Dabney (8) y Tomás Monacchi (3). El escolta extranjero fue clave para que su equipo se alejara por 17 (38-21) a falta de cuatro minutos. Además, con un doble más falta sobre Juan Pablo Figueroa, el “Milrayitas” sacó 20 (47-27). La chicharra sonó con los visitantes al frente 47-29.

En el tercer cuarto, el goleo bajó y por eso Peñarol se mantuvo tranquilamente al frente a pesar de la aparición de Franco Balbi (10). Cuando restaban tres minutos, el elenco de Marcelo Richotti estaba al frente 53-40. Si bien el “Verde” mejoró y se puso a 12 (59-47), el “Milrayitas” no perdió la paciencia en ofensiva y alimentó a Juan Manuel Torres quien respondió en el poste bajo (6 unidades). El parcial cerró con el elenco marplatense al frente 63-49.

El último cuarto se abrió con un triple esquinado de Giorgetti (66-49). Ferro, aunque tenía tiempo, intentó con desesperación descontar mediante tiros de larga distancia que no entraron y el “Milrayitas” hizo negocio para alejarse nuevamente por 19 (68-49) cuando quedaban 7 minutos. Pero a falta de 4 y medio llegó una reacción local de la mano de Martín Cuello con ocho unidades al hilo (70-60).

Más allá de que el rival se le vino, el elenco visitante mostró serenidad y carácter para no irse del partido y no salirse de su plan. Fue paciente en cada ofensiva y siempre encontró puntos para mantener a su rival distante. Por eso nunca corrió riesgo el triunfo aunque enfrente estaba uno de los mejores equipos de la Liga Nacional.

Prensa Peñarol

Los comentarios están cerrados.