Básquet, Deportes

Peñarol: a un paso de la final

tapa3-700x400

Con un gran segundo tiempo, Peñarol superó 81-67 a Boca y puso la serie semifinal match point. Leo Gutiérrez fue el goleador Milrayitas con 23 puntos. El martes, en La Bombonerita, podrá sellar el pasaje a la final.

Una vez más, como tantas noches en esta temporada a Peñarol le bastaron diez minutos para desarmar a su rival de turno, esta vez su víctima fue Boca, que tras jugar un buen primer tiempo, sucumbió ante el “milrayitas” por 81-67, de esta manera los marplatenses viajan a “La Bombonerita” con la serie 2-0, pudiéndola cerrar el miércoles cuando se lleve a cabo el tercer juego. Los goleadores en Peñarol fueron Leonardo Gutiérrez con 23 y Facundo Campazzo con 19, mientras que en el Xeneize no alcanzaron los 19 de Gary Flowers y los 15 de Cequeira.

Un arranque plagado de imprecisiones, producto de las buenas defensas propuestas por ambos equipos, que derivaban en que el goleo promediando el primer parcial haya sido tan solo de 8-5 a favor del “milrayitas”. Carlos Duro trató de darle otros aires a su ataque con el ingreso de Cequeira y Diez, consiguiéndolo de alguna manera, ya que con el ex Quilmes en cancha, el “Xeneize” ganó velocidad y vértigo en ofensiva, pudiendo correr la cancha. Sin embargo, del otro lado el dueño de casa, con Campazzo en la conducción y Gutiérrez en el goleo contestaban, volviendo el juego en un dinámico y entretenido ida y vuelta, ya que las duras defensas del inicio se fueron diluyendo con el correr de los minutos, siendo Boca más efectivo quedándose con el primer cuarto por tres puntos, 16-19.

Los capitalinos con un Cequeira intratable en el goleo, bien acompañado por los ex Peñarol, Diez y Safar, usufructuaban el descanso del quinteto titular de Rivero, sacando una luz de ocho puntos, 23-31, obligando a este a pedir minuto ante la falta de reacción de sus muchachos, cuando promediaba el segundo capítulo. Al regreso, Peñarol mando al campo a Campazzo, Sosa, Weigand, Gutiérrez y Leiva, ensuciándole así los ataques a su rival, ya que el base del conjunto marplatense lograba controlar al base del “Xeneize”, pero ese control defensivo no terminaba de dar sus frutos porque en ataque el “milrayitas” no estaba fino.

Por eso a falta de 40 segundos, el score seguía siendo favorable a la visita por cuatro puntos, 33-37. Dos libres de Gutiérrez acercaron la brecha a dos puntos con 10 segundos por jugar, y en la reposición Cequeira encaró la defensa su tiro quedó corto y en la lucha por el rebote Fisher le cometió falta a Robert Battle, con centésimas para que finalice el cuarto, el pivote falló ambos lanzamientos, pero Flowers pudo corregir el segundo disparo para que Boca se fuera al entretiempo ganando por cuatro, 35-39.

Como si fuera un deja vú del partido anterior, Peñarol enchufadísimo le clavó un parcial de 11-0 en el arranque del complemento para dar vuelta el marcador y pasar a dominarlo 46-39, gracias a un doble de Boccia y tres bombazos de tercera dimensión, dos de la mano de Fisher y el restante de Gutiérrez. Boca sintió el mazazo y parecía no tener reacción ante un “milrayitas”, que mostraba en cada sector de la cancha los argumentos que alguna vez le permitieron ser tricampeón de la liga y que en esta temporada lo llevaron a obtener el Súper 8, con un Campazzo brillante y superlativo tanto en el goleo (11 puntos en ese parcial para acumular 17 en el juego), como en la conducción, Boccia con confianza en su tiro, Leo Gutiérrez activo en ambos tableros (con 8 puntos para llegar a los 21 en total), mientras que en defensa el cerrojo propuesto con un duro Martín Leiva en la pintura “secaba” literalmente a su rival. Por eso en un abrir y cerrar de ojos el dueño de casa sacó una luz de 19 puntos, para devastar a su adversario de cara a los últimos diez minutos al derrotarlo, 69-50.

Boca salió, empujado por esa famosa “vergüenza deportiva”, en busca de acortar la distancia e ir por la heroica y luego de estar abajo por 20 puntos, 72-52, metió un parcial de 0-8 (72-60), pero dos ataques comandados por Gutiérrez, más un robo y doble en contra golpe de Campazzo, le devolvieron la tranquilidad al “milrayitas”, que con dos minutos por jugar comenzaba a cerrar la historia, a pesar que el “Xeneize” con Flowers y Diez, acortaban la brecha a 11 puntos (78-67), a falta de poco más de un minuto en el reloj. Sin embargo, solo hubo tiempo para un triple de Leiva, que selló el marcador 81-67, a favor de Peñarol, que de esta manera se puso 2-0 y match point, de cara al tercer juego que se disputara este martes en la “Bombonerita”.

Infoliga

Los comentarios están cerrados.