Ciudad, Información General

Peligra el servicio de seguridad en las playas del sur

Los guardavidas se declararon en "estado de alerta".

El gremio que nuclea a los guardavidas de la zona sur de Mar del Plata se declaró en “estado de alerta y movilización” tras denunciar que la actualización del salario de los trabajadores, firmada meses atrás, jamás se adjudicó. Además advierten que no recibieron respuestas en relación a un aumento otorgado en el mes de abril y exigen que el servicio de seguridad en todos los balnearios privados se extienda durante cinco meses, al igual que en Playa Grande.

Restan solo tres meses para el inicio del verano 2011 y la seguridad en los balnearios del sur aún no está garantizada. Los integrantes de la Unión de Guardavidas Agremiados (UGA), gremio que nuclea a decenas de trabajadores de la zona sur, se niegan a iniciar la temporada sin que sus reclamos sean, al menos, atendidos.

A través de un comunicado que cuenta con la firma del secretario general y el secretario de organización de UGA, Miguel Nieto y Diego Sánchez Cabezudo respectivamente, explicaron que  “todavía no se nos ha pagado la actualización del nuestro sueldo del 2,4% ni incorporarlo al básico, tal como se especifica en el acta acuerdo firmada a tal efecto para el ámbito municipal”.

Además, “tampoco hemos cobrado lo adeudado en concepto de indumentaria que no se nos proporciono como corresponde en la última temporada”, denunciaron los dirigentes de UGA.

“En tercer lugar, el gremio no recibió respuesta al pedido efectuado respecto del cobro del 5% de aumento en el mes de abril. Lo han cobrado todos los empleados municipales menos nosotros”, añadió.

A su vez, la Comisión Directiva del gremio destacó que “no se cumplió con lo prometido con respecto a la municipalización de los guardavidas de Playa Grande, cuestión que obviamente hubiese sido lo indicado ya que era una deuda histórica con estos trabajadores”.

En relación a este último ítem, desde el sector reclaman fervientemente que las playas del sur del Mar del Plata -las más elegidas cada verano por los turistas- así como el resto de los balnearios de General Pueyrredon, cuenten con el servicio de seguridad durante cinco meses, al igual que Playa Grande, de acuerdo con la reciente aprobación de los pliegos.

Asimismo denunciaron que “no se ha respetado la Ordenanza 14.269 que regula nuestra actividad en cuanto a equipamiento y cantidad mínima de guardavidas necesarios según la cantidad de metros de playa, y que afecta también el cumplimiento de la ley de riesgo laboral ya que no están dadas las condiciones mínimas de trabajo”.

En síntesis, haciendo un balance de la situación, los integrantes de UGA exigieron que se respete el Decreto Provincial 27/89, donde se especifica concretamente el mínimo a tener en cuenta para determinar la escala salarial (cuatro sueldos mínimos vital y móvil por mes de bolsillo).

“Lo consideraremos como piso para la determinación del aumento para este año y no aceptaremos ningún acuerdo en paritarias menor a lo antedicho”, aseguraron tras informar que se declararon en “estado de alerta y movilización”.

Finalmente, los trabajadores de la Unión de Guardavidas Agremiados hicieron hincapié en que el servicio se extienda durante cinco meses en los balnearios privados. “De lo contrario consideraremos que esto sería una grave discriminación para con el resto de los guardavidas que se desempeñan en el sector privado y para la gente de los barrios que concurren a esas playas”, advirtieron y finalmente expresaron: “Realmente esperamos que se concreten estas medidas así como también los pedidos efectuados para que de esta forma podamos empezar la próxima temporada sin problemas”.

(Fuente: Prensa UGA)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*