Ciudad

Pasó la Ceremonia Mae Iemanja

Como ya es tradicional en nuestra ciudad, este domingo tuvo lugar en la playa Popular la Ceremonia en Honor a la Mae Iemanjá, acontecimiento declarado –por su aporte cultural y su importancia como atracción y destino turístico- de Interés Cultural y Turístico por la Secretaría de Cultura y el Emtur (respectivamente) y de Interés Cultural por la Provincia de Buenos Aires.

La ceremonia tiene lugar en las principales ciudades costeras de América –como Salvador de Bahía, Santiago de Cuba y Montevideo- y que en nuestro país tiene a Mar del Plata como escenario principal.

El babalorixá Hugo Watenberg, organizador de la Ceremonia desde hace 27 años y director del Centro de Estudios Africanistas Reino de Iemanjá Bomí, agradeció el apoyo de las autoridades marplatenses y bonaerenses, así como la cuidadosa labor de la Policía y la Prefectura en la custodia de los asistentes, la procesión, la roda y la entrega de barcas, la cobertura de la prensa local y nacional “que ayudan considerablemente a que este tipo de manifestaciones  espirituales y culturales sean valoradas por todos en su verdadera dimensión, más allá de lo estrictamente religioso, sin temores y sin prejuicios oscurantistas que no hacen sino separar y lastimar a las personas, tanto al discriminado como al que discrimina”.

Watenberg, que mantiene un estrecho vínculo con Mar del Plata, no sólo por su actividad como conductor de la religión africanista sino por su aporte permanente a la cultura, agradeció a la prensa por todo el apoyo en la difusión de esta fiesta y a la vez, hizo mención especial de los funcionarios que apoyaron esta iniciativa de llevar el festejo a la playa central de Mar del Plata “como Elio Aprile, Carlos Patrani, Nino Ramella, Marcelo Marán y actualmente el licenciado Ignacio Crotto, responsable de Turismo de la Provincia de Buenos Aires”, entre otros.

La ceremonia, cuya repercusión anticipa lo que será en tres años la trigésima edición, constó de procesión hasta la orilla, toque de batuques, danzas y cantos rituales y entrega de las barcas con ofrendas al mar por parte de los fieles llegados de las provincias argentinas y de Uruguay, Paraguay,  Brasil y Cuba, entre otros y del público asistente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*