Ciudad

Paseos costeros siguen cerrados tras los destrozos del temporal

Los paseos Dávila y Jesús de Galíndez continúan cerrados tras los destrozos registrados en esos sectores con motivo del temporal que se abatió sobre la ciudad durante los últimos tres días. Además en una zona de Playa Grande, donde se ubica el espacio cultural La Normandina, el oleaje superó las escolleras y se produjeron algunos daños.

En el paseo Dávila, que une Punta Iglesia con las playas de La Perla, las fuertes ráfagas de viento hicieron que las olas impactaran ferozmente contra el murallón costero, que se rompió. Actualmente cuadrillas de la Municipalidad realizan allí un trabajo de recuperación del sector.

Por otra parte los balnearios de Playa Chica, que se encuentran muy expuestos, también fueron dañados por el temporal, según indicó Gerardo Fernández, concesionario de esa unidad turística. En declaraciones a Radio Brisas confió que el mar “arrancó ventanales, vidrios y luminarias”. Además del temporal, hubo que sumar la pleamar registrada ayer.

“En el nivel intermedio, donde está el salón del bar y la terraza solarium, las olas arrancaron los ventanales, los vidrios, las luminarias y las barandas de madera. También quedó seriamente afectado todo el sector de la pileta”, amplió Gutiérrez sobre las consecuencias del fenómeno climático.

Mientras tanto la Secretaría de Obras, a cargo de Manuel Regidor, se encuentra realizando un análisis de los destrozos causado por el temporal en toda la ciudad. Según señaló el funcionario lo más afectado fue el sector de Paseo Dávila y además preocupan los socavones producidos por el mar y que ponen en riesgo la seguridad en ese espacio.

En declaraciones a LU6, Regidor reconoció que las estructuras costeras “no están preparadas” para recibir tal violencia de las olas y del viento. Las olas registradas anoche durante la suba de la marea superaban los tres metros de altura. “Este -agregó- es uno de los dolores de cabeza que tenemos como ciudad costera”.

Además, el titular de Obras indicó que se estudia cuál es el nivel del daño registrado contra los pavimentos de la zona del Paseo Dávila. “Más allá de que en la superficie parecen sanos, se pueden haber producido huecos debajo que pueden generar algún peligro de cara al futuro”, alertó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*