Ciudad, Policiales

Pasados de alcohol; uno midió 3,4 mg.

En un operativo realizado por la dirección de Tránsito, a cargo de Claudia Rodríguez, y la Agencia Nacional de Seguridad Vial dependiente del ministerio del Interior, se realizaron 167 determinaciones de alcoholemia detectando a 28 conductores con alcoholemia positiva.

Se trató de 25 autos y 3 motos que eran conducidos por personas que tenían un nivel de alcohol en sangre superior al permitido que es de 0,5 miligramos.

El valor más alto fue de 3,43 miligramos mientras que los efectivos policiales tuvieron que perseguir al conductor de un Peugeot 206 que esquivó los controles pero fue detenido en Santa Fe y Rivadavia.

Así, en este fin de semana largo 50 autos y 6 motos tuvieron que ser secuestradas por esta falta que es grave dado que el alcohol da sensación de seguridad, reduce los reflejos y retarda el tiempo de reacción por lo cual suele ser causa de siniestros viales.

Este tipo de controles se complementan con los de exceso de velocidad, doble fila, semáforos, entre otros, que hace más de un año y medio vienen realizando la dirección de Tránsito y la agencia nacional.

El subsecretario de Control, Adrián Alveolite, indicó que el Programa de Seguridad Vial seguirá incorporando a la ciudad las herramientas necesarias para mejorar el tránsito. Por ello se han incorporado más de 100 nuevos semáforos vehiculares, más de 40 semáforos peatonales, semáforos para no videntes, se ha montado un centro de monitoreo del tránsito que ya cuenta con 10 cámaras en diferentes puntos de la ciudad, y carteles digitales de información variable.

Además, sostuvo que hay otras medidas que apuntan a la seguridad vial como iluminación en diversos barrios de la ciudad y obras de pavimentación y de mejoramiento de la red vial pavimentada y no pavimentada que contribuyen a brindar mejores garantías en la seguridad del tránsito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*