Ciudad, Política

Paro nacional de CTA

La medida fue la principal decisión al culminar un congreso que deliberó en nuestra ciudad, en que se registró un desfile de dirigentes opositores.

La medida de fuerza opositora se realizará en coincidencia con las mil marchas de los jubilados por el 82 por ciento móvil y la llegada a Capital Federal de la Marcha de los Chicos del Pueblo.

En el congreso tomaron parte los diputados Claudio Lozano, Graciela Iturraspe, Victoria Donda, Eduardo Macalusse, Ricardo Alfonsín, Margarita Stolbizer, Roy Cortina, Vilma Ibarra y la ex ministra kirchnerista Graciela Ocaña.

Cuando el locutor del congreso sindical se refirió a la presencia de Ricardo Alfonsín recibió una silbatina y abucheos, que el diputado opositor luego minimizó.

El paro se adoptó en el congreso en que participaron poco más de nueve mil delegados que se congregaron en el Estadio Polideportivo Islas Malvinas de Mar del Plata.

Un momento tenso se vivió en la reunión cuando el precandidato a presidente por la UCR Alfonsín arribó al lugar y luego de unos diez minutos de permanencia fue nombrado por el locutor y como respuestas recibió silbidos y un tronar incesante de bombos como desaprobación a su presencia.

Eso generó que Micheli tomara el micrófono y diera cuenta de que Alfonsín “no merece esto, porque es un luchador por nuestra causa solicitando nuestra personería gremial como diputado y hoy está aquí junto a la CTA”.

Luego en diálogo con los periodistas Alfonsín minimizó el repudio al asegurar que “fue sólo un grupo de personas, como sucede en todos lados”.

Por su parte, Ocaña señaló que su presencia es en reconocimiento a la CTA “que siempre estuvo junto a los trabajadores, no como sucede con el gobierno que es rehén de la otra central (por la CGT)”.

Lozano, por su parte, aseguró que “con estos actos demostramos cuál es el modelo sindical que quiere la gente, muy a diferencia de algunos dirigentes de la CGT que se encuentran detenidos o investigados por causas por homicidio o por denuncias de estafas con medicamentos”.

Posteriormente se leyeron las resoluciones de las seis comisiones donde se propuso promover la elección de 100 mil delegados en todo el país, impulsar la derogación del impuesto a la ganancias sobre el salario, reclamar la personería gremial de la CTA, impulsar la ley de asociaciones sindicales, convocar al consejo del salario, una federación de docentes para discutir políticas educativas y la organización de asambleas sociales en todo el país.

Se propuso eliminar el subsidio a la educación privada y el repudio a la extranjerización de la tierra, se rechazó la baja de la edad de imputabilidad y los juicios a quienes cometieron violaciones a los derechos humanos formen parte de una educación permanente para todos los jóvenes y pidió una asignación universal para madres menores de edad. Finalmente se desarrolló una marcha por la Avenida Independencia con recorrido de unas 25 cuadras hasta Luro e Hipólito Yrigoyen, donde se realizó un acto de cierre en conmemoración de los 35 años del golpe militar de 1976.

Los comentarios están cerrados.