Ciudad

Pareja marplatense lucha por la adopción de una nena de tres años

chinita

A veces la vida nos pone en un lugar incómodo, por no poder gozar del derecho a elegir y eso termina por lastimar de alguna manera tanto a niños como a adultos, que tienen que aceptar las reglas del juego impuestas por la justicia.

Es el caso de un matrimonio de nuestro medio integrado por Claudio Salvatore y María Carola Gravina de 49 y 41 años respectivamente. Ellos llevan adelante una dura lucha por obtener la adopción de “Chinita”, una nena de tres años a quien asistieron durante sus primeros dos años brindándole todo el cariño y amor que la beba se merecía.

La jueza Andrea García Marcote no piensa lo mismo ya que pretende darla en adopción a una nueva familia luego de haber pasado una buena etapa de crecimiento con Claudio y Carolina.

Claudio, empleado de la Universidad Nacional de Mar del Plata afirmó: “Mi suegra Marta es la tutora de la nena. Ya que ella se anotó en la ONG Hogares de Belén, que otorga un lugar transitorio a chicos que no pueden ser mantenidos por sus padres biológicos”.  Y añadio: “Los que nos conocen saben lo que amamos a “Chinita” y por eso queremos que se quede con nosotros”.

Salvatore se mostró por demás sensible para con la situación ya que siente que la nena es como una hija que durante dos años estuvo en su vivienda y aclaró que “esa cosita dulce estuvo en nuestra casa, la queremos como nuestra hija, y ya tiene una vida con nosotros, no será aún más terrible sacarla de casa para que comience una nueva vida”.

Carola, no se queda atrás e intenta por todos los medios que la jueza revoque el fallo y logre entender que “hace más de dos años le damos todo el amor que podemos. Por su salud, su vida, y por todo lo que ella tiene para dar, que es muchísimo, ayúdennos a que se quede en casa”, sostuvo acongojada.

Este lunes familiares y amigos se movilizarán a eso de las 10 de la mañana, a San Martín entre España y 20 de septiembre, para intentar de alguna manera que evalúen el pedido de la pareja y la nena no pase a vivir con otra familia que la está visitando de manera intermitente desde hace más de un mes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*