Ciudad, Política

Para Segarra estamos en un juego mediático

La diputada nacional es una caja viviente del movimiento nacional y popular que abraza desde su militancia de manera incondicional. Es un pilar, junto a Daniel Rodríguez,  de la candidatura de Carlos Cheppi, y ha emitido un comunicado que invita a la reflexión, en una expresión que ni la propia CFK ha manifestado.

Lleva como título

Sueños Compartidos

Y dice textualmente lo siguiente:

El debate sobre la Fundación Madres de Plaza de Mayo y el trabajo realizado por Sueños Compartidos, que se ha instalado mediáticamente contiene argumentos falaces, es engañoso,

-para quienes consideramos que el tejido social ha sido profundamente dañado y que su reconstrucción implica un proceso de transformación sinuoso, pero real y posible.

-para quienes consideramos que el contralor real de un proyecto esta sustentado en la comunidad y en sus actores, y no en restricciones burocráticas. 

-para quienes consideramos que las políticas sociales son sustentables si van acompañadas de organización popular.

Estamos seguros que el modelo neoliberal fragmentó la participación social, focalizó las políticas sociales; el Estado se desvinculó de su responsabilidad como garante de derecho humanos, como promotor de ciudadanía. 

El debate es mucho más profundo, y nos resistimos a discutir la actitud  de Schocklender. No son las auditorías las que fracasaron. Nos es la burocracia la que hay que incrementar para transformar el paradigma, para instalar una matriz más participativa. El debate al que queremos asistir es el que nos indaga como funcionarios como legisladores, como militantes. 

Desde el 2003 el Estado está  reasumiendo su rol en la puja redistributiva, está construyendo un camino de transformación; se está construyendo una nueva institucionalidad.

Dar un debate más profundo significa indagar, repensar, interpelarnos… incluir a las organizaciones sociales en la construcción de sus viviendas elevando los mecanismos de participación, el pleno protagonismo.

Pensar y construir esa institucionalidad es, entonces, pensar que las organizaciones son parte del poder, de la toma de decisiones, de la construcción de las políticas públicas. Es pensar en un Estado que garantice cada vez mayor accesibilidad a los recursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*