Ciudad, Cultura

Para saber cómo funciona la Máquina de Dios

Gran colisionador de hadrones. Ese es el nombre técnico de la más popularmente conocida como Máquina de Dios.

El ingeniero y científico marplatense Mario Benedetti, de activa participación en el proceso de construcción y desarrollo del gran colisionador de hadrones, popularmente conocido como Máquina de Dios, ofrecerá una conferencia este jueves a las 9 en la sala Astor Piazzolla del Teatro Auditorium (Boulevard Marítimo 2280).

Este encuentro forma parte de los cursos, talleres y conferencias con acceso libre y gratuito y abierto a toda la comunidad, el reconocido científico expondrá sobre las últimas novedades y avances del colisionador, un acelerador de protones que fue construido bajo tierra en la frontera entre Suiza y Francia.

La puesta en marcha de la Máquina de Dios tuvo una gran repercusión e interés a nivel mundial: el objetivo principal es ayudar a entender cómo fueron los primeros instantes del Universo con una simulación de lo que habría sido el big-bang. La misma se concretó finalmente hace dos meses tras varios intentos fallidos.

Durante la conferencia, coordinada por el Observatorio Astronómico de la Ciudad de Mar del Plata, Benedetti explicará con un lenguaje llano y ameno la aplicación a otras áreas de esta megaestructura que generará progresos en medicina, ingeniería, técnicas de construcción y nuevos materiales, entre otras disciplinas.

Además se indicó que, tras múltiples investigaciones, el gran colisionador también podrá ser valioso en la detección temprana del Alzheimer y en el desarrollo de la hadronterapia, una forma particular de radioterapia, que usa iones y protones pesados -en lugar de Rayos X- para destruir tumores sin afectar tejidos sanos.

De gran experiencia y extenso desarrollo profesional, el ingeniero Benedetti es investigador del CONICET y agregado científico permanente del Consejo Europeo para la Investigación Nuclear, el mayor laboratorio mundial de investigación en física de partículas, donde se construyó la hasta ahora revolucionaria Máquina de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*