Destacado, Política

¿Para qué sirve el EMTUR?, es ocioso y debería disolverse

Tras la decepcionante temporada alta, es difícil buscar a alguien que haya venido a Mar del Plata, por la intervención del EMTUR. ¿Quién no conoce a Mar del Plata? ¿Cuál es la función del EMTUR? La política turística de la MGP se dirige desde el diario La Capital. A Mar del Plata la gente viene sola. Los ahorros que produciría la disolución, podrían aplicarse a campañas publicitarias hoy inexistentes.

La intendencia se ha convertido en una delegación del poder central. Se levantan servicios de trenes, sin que el EMTUR diga algo. Los empresarios dedicados a la explotación turística de todos los rubros, tienen la más ácida crítica sobre el desenvolvimiento del Ente Municipal de Turismo. Por una razón de decoro y buen gusto no reproducimos los calificativos que le aplican a los responsables del EMTUR. El mayor despliegue se hizo sobre la llegada de la Fragata, cuyo ingreso tampoco se debió a una iniciativa del EMTUR, sino que fue una bajada de línea ¿Qué hace el EMTUR, organiza una fiesta y elige una reina? Sí, como cualquier sociedad de fomento.

¿Qué hizo el EMTUR con el puerto de cruceros? A quién se le imputa ese gasto. ¿Qué hizo el EMTUR con la F1? Nada, ni acordó la fecha, ni trajo como anunciaron el Turismo Carretera en su reemplazo. ¿Qué hace el EMTUR, con la Fiesta de los Pescadores? Tira el fideo y es funcional a un saqueo a los turistas que asisten a una feria mal atendida, cara y de dudosa higiene, cuyos dividendos recoge el  ignoto dirigente de un sindicato portuario.

No organiza festivales de importancia, brinda auspicios híbridos, y para nada es necesaria una súper estructura que se come una gran parte del presupuesto sin que lo justifique.

Pero en esta nueva realidad política, encima, ayuda a confundir a los inversores, apostando a una “temporada extraordinaria a partir del esfuerzo del gobierno nacional, que favorece y acompaña el esfuerzo de los marplatenses”, dicen en sus discursos, que toma la prensa complaciente local que gira en torno a la pauta publicitaria. El EMTUR es operador oficial del Hotel Provincial.

La política de feriados y días no laborables, presuntamente beneficia a la ciudad, pero perjudica al país a razón de $ 3.000.000.000.- por jornada. Cómo es posible que la Mar del Plata de los 12 meses, se convierta apenas en 96 horas del festejo de carnaval. Si no hubiera festivales gratuitos, el Auditorium no subsidiara entradas, los empresarios privados no apostarán a sus obras y en sus salas, el EMTUR no tendría nada para ofrecer. El futbol de verano fue posible mediante una operación  de canje, porque el Estadio José María Minella se cae a pedazos.

Las promociones comerciales que eran una fiesta de color durante los veranos ya no habitan la ciudad ni Sobremonte hace las clásicas veladas de las promotoras. La ciudad fue invadida por los camiones celestes de Randazzo y los naranja de Scioli, es decir sólo hubo promoción estatal con fondos públicos. Hicieron desaparecer la promoción de las empresas privadas, que ahora eligen Pinamar, Cariló, Mar de las Pampas y Tandil.

¿Cuál es el servicio que el EMTUR le presta a Mar del Plata? A sus responsables mintiendo públicamente para sostener un relato, del cual sospechosamente han extraído los datos del departamento de estadísticas. El EMTUR  es una caja abierta, una ventanilla, donde se atienden ciertos negocios atinentes al turismo, pero que no se traducen en servicios efectivos a los marplatenses, a sus comerciantes, a los trabajadores que se preparan como temporarios y ahora les toca ver cómo se caen sus contratos.

A Mar del Plata la gente elige venir, elección que ahora se pronuncia cuando ahora los pronósticos meteorológicos extendidos anuncian temperaturas superiores a los 30 º. ¿De qué estamos hablando cuando hablamos del EMTUr? En una empresa privada un mal cálculo como el de esta temporada, terminaría con el responsable con una indemnización, encima lo compone un directorio que no cobra en botones. Las medidas económicas, el cepo cambiario, los recargos del 15 % a los gastos en el exterior, eran los parámetros para que los hoteles se llenen y las inmobiliarias hagan furor con los alquileres de temporada. Sin embargo el promedio de estadía no superó los cuatro días, y los hoteles hablaron de ocupación del 90 % únicamente este fin de semana.

Ahora en el colmo del desparpajo, se intenta rescatar que 300.000 turistas fueron el éxito en el fin de semana largo de la temporada alta, en carnavales que coincidieron a primeros días de febrero, si caía en marzo la pérdida hubiera sido llorar a mares. ¿Cómo se pretende explicar que sólo en cuatro días, se afinque un “éxito”? Cuatro días son 6 % del total de la temporada alta. La misma temporada alta 2012/13 donde cayó a 266 MVT  el pico de consumo eléctrico, se vendieron el 15 % menos de pasajes al Gran Buenos Aires y Capital Federal, y en el peaje de Maipú entraron tanto s autos como salían.

Todos los demás números hay que sondearlos entre taxistas, espectáculos teatrales, actividades recreativas, gastronomía en general, hotelería, concesionarios de balnearios, etc. etc. etc. El implacable aumento de tasas que aplicó el intendente Gustavo Pulti, sirve para mantener esta estructura ociosa, que sólo aparenta cumplir funciones. Encima esta gente también proponía estirar las vacaciones y atrasar el inicio de las clases, sería para aumentar las pérdidas.

 

Jorge Elías Gómez

[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*