Ciudad, Destacado, Política

Para Macri habrá polarización

El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires Mauricio Macri, con evidente huellas de cansancio de jornadas agotadoras, producto de una agenda de complicada visitó la ciudad. En el Hotel Sasso, un reducto duhaldista ofreció una entrevista exclusiva a mdphoy.com

No había tiempo para demasiadas preguntas y respuestas tipo telegrama, no obstante el ingeniero Macri, hizo un rápido repaso de la actualidad, saturada de movimientos, versiones, candidaturas y alianzas políticas.

La siguiente es la desgrabación textual del reportaje:

 

 

 

– ¿Se acuerda del inflador psicológico del “Toto” Lorenzo, cuando dirigía a Boca?

 

– “Si claro la motivación está en todos los órdenes de la vida, hay que tener buena actitud, por más talento que haya, con eso sólo no alcanza.

– Bueno, la oposición con tantos desaciertos, no construye nada y actúa como el inflador psicológico del kirchnerismo, es la impresión que queda.

 – “El sector de ellos está siempre tan ofuscado, que no se si necesita mucho inflador, al kirchenerismo lo persigue el pasado, usa el pasado, enferma a los argentinos de pasado. No hay esperanza, hay resignación. Igualmente tomó tú crítica y creo que hay un campo muy abierto. Más del 60 % de los argentinos quieren un cambio y hoy todavía no entienden, quién representa el cambio. Ahí es donde tenemos que trabajar en el PRO, para entusiasmar, sin perder nada de lo que tenemos hoy, y estemos mucho mejor mañana.”

– Aquí en el Sasso, Duhalde hace de local. ¿Su presencia en este lugar permite hacer alguna asociación con el ex presidente, integrando una fórmula con el peronismo federal?

– “Dante Camaño es un amigo que acompaña y apoya al PRO, hay una larga relación de gastronómicos con el ex presidente Duhalde. Lo que tenes que pensar, es que esta semana llamé a sentarnos a dialogar a todos aquellos que tiene compromisos democráticos, que hoy se está poniendo en peligro, para defender la libertad y sentarnos en una mesa, a ver cómo podemos transmitir esa tranquilidad que los argentinos necesitan.”

Eso trae a la memoria la formación de la Alianza (De La Rúa – Chacho Alvarez), con el objetivo de desplazar al menemismo del poder, que desembocó en la crisis del 2001.

– “Bueno siempre ese es el riesgo, yo llamé a todos. No significa unificar candidaturas sería lo ideal, pero como mínimo significa compromisos democráticos a futuro, que garanticen que él que gane va a tener acompañamiento para gobernar, un acuerdo de gobernabilidad es lo mínimo, lo máximo unificar candidaturas”.

 – En el momento en el que el electorado identifique un referente de la oposición con posibilidades. ¿Habrá un traslado en la intención de votos?

– “Seguro, siempre al final hay una polarización, eso va a suceder”.

– ¿Qué opinión le merece que Moyano haya manifestado que si Boudou era jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires Plácido Domingo hubiera cantado en el Colón?

– “Dijo eso Moyano, no lo escuché. Seguramente si ese hombre (por Boudou) dice que la inflación afecta los que más tienen y no a los pobres es capaz de lograr milagros superiores. Con respecto al teatro Colón, está de pie otra vez. Logramos hacer una obra faraónica en tiempo record, con técnicos argentinos. Estamos en camino de lograr, que una minoría cuasi mafiosa que tiene el Colon,  cree que el teatro es de ellos y deciden que Plácido Domingo y no se cuántos más no puedan tocar. Creen ser los dueños del teatro. Están equivocados, nosotros estamos tratando de que esa gente no esté más en el Colón, porque no son lo dueños, no pueden hacer lo que quieren”.

¿Hay tenido contactos con Daniel Scioli?

– “Sólo sociales, nuestras familias son muy amigas, pero nada más. No hay política de área metropolitana, es un error que se ha fomentado desde el gobierno nacional, se fomenta la división. El área metropolitana tiene que tener políticas comunes

– ¿Es difícil la relación y la convivencia política con el kirchnerismo, en el mismo hábitat de la Capital Federal?

– “Ellos me le han hecho difícil, hicimos muchas cosas igual. Lo lamento, si hubiéramos trabajado en equipo, como le pedimos, hubiéramos hecho mucho más”.

– ¿Le molesta que se lo identifique como un hombre de la derecha?

“El PRO  es un partido que hace,  que se compromete con el futuro no con el pasado, se ha invitado a la gente a hacer política para resolver los problemas concretos que tiene la gente  con calidad de gestión y se ve en la Ciudad de Buenos Aires”.

– ¿Cómo cree que continuará la relación entre CFK y Moyano, en estos meses previos a las lecciones presidenciales?

– “No se cómo es la relación y el vínculo. Veo cada vez más,  que Moyano hace lo que quiere y eso es lo que le han permitido los Kirchner”.

Los comentarios están cerrados.