Jorge Elias Gomez, Opinión

Papel prensa: las cosas “K” no cierran

Ya hay antecedentes, dos para ser más precisos, de los cuales pueden extraerse conclusiones, como protagonista y como testigo.

En primer término cómo un grupo afín al kirchnerismo, llevó a Héctor Ricardo García al borde del juicio oral, luego de haber permanecido detenido varios meses. Según la información obtenida el plan era apoderarse de la totalidad del grupo de Editorial Sarmiento. García salvó la ropa, entregando el diario Crónica y El Atlántico de Mar del Plata, y salvando Crónica TV de la voracidad del gobierno y sus sindicalistas aliados de la UOM (Unión Obrera Metalúrgica) en este caso.

García de 78 años, acaba de ser “indultado” por el gobierno, por su delito de evasión agravada, en una decisión que tiene que ver con las elecciones de 2011 y la poderosa señal de Crónica TV. Aún se sospecha que todo ha sido una operación, que el mismo García convalidó, dado el calamitoso estado de las finanzas del diario (2003/4), insalvable mediante las reglas ortodoxas. Lo hicieron a costa de los trabajadores, más de 500 entre periodistas y gráficos.

El diario Crónica fue tomado en una operación tipo comando, en un hecho de violencia como jamás se había producido en el país, desde 1983 hasta nuestros días. Tres trabajadores resultaron con heridas graves y otros diez levemente heridos. El edificio ubicado en Garay y Azopardo estuvo tres días con el tránsito cortado en la zona, sin luz, gas y teléfono. El edificio fue militarizado por seguridad a cargo de “patos vica”.

Cuando bajaron en el diario El Atlántico las dos primeras órdenes fueron: No ridiculizar a los Kirchner en el humor político del dibujante y no hacer periodismo de investigación.

El episodio fue desatendido por toda la clase política argentina y por los principales medios de comunicación, en una actitud inexplicable, no visualizando tal vez la gravedad de los acontecimientos. Sólo cuando han ido por Clarín, La Nación y Papel Prensa, parece advertirse a qué extremos hemos llegado, si nos atenemos además a la política de medios de Hugo Chávez en Venezuela.

Hoy Editorial Sarmiento (Crónica – El Atlántico) es manejado por el Grupo Olmos vinculados a Forjar Salud, la obra social de la UOM. Obviamente funciona como órgano gubernamental, a tal punto de levantar de la calle la circulación de una edición que hablaba de un partido de fútbol del que habrían participado Diego Maradona y el ex presidente Kirchner, poco después de concluida la faz eliminatoria del Sudáfrica 2010. Algo insólito y sin que se conozcan antecedentes.

Al gobierno le responden además El Argentino y Tiempo Argentino, se procura a Crítica (a través del Grupo Olmos) y coincide Página 12 con la política oficial. Es decir enfrente le quedan Clarín y La Nación, excluyendo los medios gráficos especializados en temas económicos, como Ámbito Financiero, Buenos Aires Económico y el Cronista Comercial.

El papel para la impresión es un gasto excluyente en el costo, hoy reducido en su importancia por la digitalización de los medios de comunicación, pero aún así tienen enorme trascendencia, acentuada con la distribución gratuita, dato clave en este proceso.

¿Qué necesita el gobierno? Papel a bajo costo o subsidiado, precisamente en poder de los dos diarios, que manejan Papel Prensa. El relato de CFK no requirió la labor de muchos años de trabajo, sino es un intento por participar de algo que les interesa, y mucho. Sino por qué no se atacó antes el problema, todo surgió a partir de la compleja relación de Clarín y La Nación en los últimos años. El proyecto político necesita por lo menos neutralizar a ambos, o bien ir por otra vía, cuyo costo sería impredecible, cómo sería tomar su control. Seguramente consideren que no tienen ya la fuerza suficiente.

Esta es una parte de la historia, un capítulo donde ahora la oposición aparece rasgándose las vestiduras, cuando esto no es reciente, sino que se remonta a 2004. ¿Por qué en ese entonces no fueron por Papel Prensa? Electoralmente el escenario hasta el año anterior (2009), no era desfavorable para el oficialismo y hasta hubo tiempo para una relación de armonía, siempre malo entre el poder y la prensa.

El otro capítulo es el referido al festejo de los 100 años del diario La Capital de Mar del Plata, celebrado en 2005. Allí CFK, primera dama en ese momento, viajó especialmente para el brindis. Levantó la copa junto a Florencio Aldrey Iglesias y el ex intendente y actual diputado nacional, arquitecto Daniel Katz, en ese momento habitual chupamedias político del matrimonio presidencial y al servicio de Aldrey Iglesias.

Éste (temido pero no querido) aún desoyendo los consejos de sus amigos, adquirió en un remate (por juicios laborales)  la rotativa del diario El Atlántico, con el evidente y excluyente propósito de hacer desaparecer su competidor en papel en la ciudad. Es decir concentrar aún más el monopolio que tanto mal le ha causado a la población marplatense, además de los perjuicios cometidos con las complicidades políticas de los gobiernos municipales de turno.

Los discursos de CFK y Daniel Katz el 24 de mayo de 2005, llevaron a tratar a Aldrey Iglesias como el paladín de la democracia, de la libertad de prensa, de los periodistas independientes y cuanta rufianada más se les pudo ocurrir en un acto de ocasión como la celebración del centenario de un diario muy importante en la ciudad, pero alejado de los conceptos y principios básicos del periodismo al servicio de la gente. Todo está grabado, impreso y filmado.

Debido a ello, y a esta síntesis somera de cómo opera el poder sobre los medios, en estos dos casos, lo expresado ayer por la señora presidenta es como haberse referido al secuestro de los goles, cuando el Estado tomó el Fútbol Para Todos. No se le puede creer, todo es en función de su proyecto político, atado a todas las formas de poder inimaginables. No se repara en daños o exclusiones.

Ahora tomó cuerpo porque se trata de Clarín, La Nación y Papel Prensa. Si les queda tiempo irán por el resto, o sea por nosotros.

Jorge Elías Gómez
[email protected]

2 Comentarios

  1. Excelente nota.El caso del monopolio en Mar del Plata y la influencia politica y economica del dueño visible es una verguenza para todos los marplatenses y sobre todo para la dirigencia politica que no toma cuenta que cualquier proyecto politico que no sea independiente de tamaña influencia llegara a lo sumo a ser un simple gerente de los intereses de una corporación comercial que ha cooptado a una ciudad para hacer negocios aun a costa del desarrollo y el bienestar de la comunidad.Quien puede negar que Pulti es u gerente circustancial del multimedio sentado en el despacho de Irigoyen y Luro

  2. JORGE. FELICITO POR SU VALENTIA E INDEPENDENCIA DE CRITERIO PARA REDACTAR CON MEMORIA E HISTORIA LA VERDADERA SUCESION DE HECHOS QUE SALPICAN A MUCHOS POLITICOS Y EMPRESARIOS DE LA CIUDAD Y EL PAIS. QUEDAN CONTADOS CON LOS DEDOS DE UNA MANO, MEDIOS INDEPENDIENTES EN LA CIUDAD Y ESTE PORTAL ES UNO DE ELLOS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*