Ciudad, Destacado, Política

Otro negocio atado a los socios del poder

Saber leer los diarios es una gimnasia, que permite tomar preponderancia, en relación a algunos hechos que se suceden, casi de manera invariable. Ayer lunes 7 de marzo, primer día de la recuperación de la fiesta de carnaval, con más de 200.000 turistas en la ciudad, y un movimiento turístico muy importante en todo el país, el diario La Capital no lo utilizó como titulo de tapa ni le dedicó las clásicas páginas 2 y 3, en las cuales despliega sus aprietes o fomenta temas de su interés, con los cuales ha venido expoliando a los marplatenses durante décadas.

Si analizamos cuál ha sido el comportamiento de ese medio gráfico oficialista, llama la atención que se halla priorizado la construcción de playas subterráneas de estacionamiento bajo las plazas públicas y no se haya destacado el éxito turístico de los carnavales, que se le podía haber adjudicado a Daniel Scioli.

La construcción de playas de estacionamiento subterráneas, es un proyecto que ya se manejó desde la Secretaría de Obras de la intendencia del profesor Blas Aurelio Aprile, en ese momento se intentaba fondear la inversión mediante la integración de un fideicomiso.

Con el cuerpo central de la información, se agregan dos recuadros uno de ellos referentes a declaraciones del concejal Fernando Rizzi, en cuanto a la invasión de las dársenas de estacionamiento de hoteles, oficinas públicas, sanatorios etc. por parte de automóviles privados.

En el restante recuadro, la mayor rigurosidad de la aplicación de elevadas multas a quienes estacionen en doble fila, uno de los grandes males del tránsito de Mar del Plata. Es decir se va completando el estado de necesidad e instalación del tema en el debate público y político de la ciudad. Otra fase del plan final.

Los estudios realizados, permiten establecer que el factor de ocupación de automóviles estacionados, en playas subterráneas no cubre la millonaria inversión imprescindible para recuperar el capital en pocos años. Una concesión de 20 0 30 años, no es atractiva, por lo cual no se descarta que haya un subsidio o crédito blando del Estado para concretar la iniciativa. Es difícil hallar quien ponga toda la “teca” junta, en una inversión de riesgo real.

Este sería otro avance de los socios del poder mediante la cesión de espacios públicos, como por ejemplo, terminal, Parque San Martín, Vieja Terminal, Paseo Hermitage, Las Toscas y el Casino del Mar entre otros. La calle y los estacionamientos son también espacios públicos. Tal vez el próximo botín de viejos conocidos.

Es de esperar que no se haga a través de una iniciativa privada, que tenga dueño y apellido, y del uso de la discrecionalidad, que frustró la llegada del arquitecto César Pelli, considerado como uno de los mejores del mundo.

No obstante existe otra moneda de cambio, sería la adjudicación del estacionamiento medido, en estado de caos en manos municipales, ya que ni recauda ni ordena ni vigila ni brinda seguridad, con lo cual se hace realidad el apotegma de cuánto peor mejor. En ese caso se plateará extender los límites de la iniciativa y por los menos duplicar las dársenas de estacionamiento, extendiéndolas a las zonas Güemes, San Juan, Alberti etc.

Por si faltara algún detalle, la constructora IMASA (Ingeniero Miconi y Asociados Sociedad Anónima) de estrecho vínculo con Florencio Aldrey Iglesias, tuvo acceso al proyecto a través del titular de la empresa Fernando Miconi. IMASA está a cargo de los trabajos en el NH Gran Hotel Provincial y es una constructora que ha accedido a generosas excepciones a las ordenanzas de construcciones, en zonas expresamente prohibidas en la ciudad.

Ya hubo un avance en la concesión de las playas subterráneas ubicadas bajo la Plaza Colón, en una adenda de la adjudicación del NH Gran Hotel Provincial.

Los comentarios están cerrados.