Ciudad, Política

Otra vez sopa

Como de tanto en tanto, la empresa recolectora de residuos, comúnmente llamada “la 9 de Julio”, se puso el casco de guerra y vía el sindicato del sector realizo un paro de tareas. La razón invocada es el no cobro de los salarios por parte de los trabajadores, quienes comandados por el funcionario Municipal encargado de controlar el cumplimiento del pliego de bases y condiciones, decretaron un cese de actividades. Si no hay plata en el cajero no se recoge basura.

Se reitera así un clásico en la vida Municipal, donde el mayor contrato de servicios-más de 70 millones anuales- no alcanzan para saciar el apetito de la empresa y del sindicato. Solo el más desprevenido político y/o concejal de la ciudad puede dejar de advertir que la suma es impagable con el actual presupuesto municipal y que el Intendente-viejo conocedor del tema-lo que intenta con suerte es tirar la pelota para delante, buscando que la plata salvadora de la Nación o la Provincia lo eximan del ahogo financiero.  Pulti juega con un nuevo “regalo” nacional o provincial  fruto de una nueva candidatura, un nuevo encuentro deportivo tipo Davis o una nueva Cumbre Iberoamericana. Mientras tanto todos se hacen los desprevenidos y miran para la ruta 2,  tratando de evitar cruces con la Av. Champagnat que seguramente les exigiría cumplir las obligaciones y ponerse al día con la 9 de Julio. Siga, siga el baile al compas del tamboril………. dice la milonga y en Mardel se toma el consejo al pie de la letra.

Podría achicarse la deuda, Municipalizando las Almejeras -vía subcontratación -o podrían  parcialmente darse sectores a una empresa Municipal de manera de dividir la ciudad y hacer cierta una sana competencia. Podría instrumentarse un seguimiento del pliego que permita cumplirlo en tiempo y forma. Podrían, en fin, abrirse nuevas negociaciones con la empresa para que se que achique la deuda y mejore el Servicio. Pero de eso nada. El Intendente parece ser fiel a aquellos versos de Baldomero Fernández Moreno que decían ” todo está como era entonces. La casa, el rio, la gente…….” Y en nuestra ciudad eso quiere decir, ” no hagamos nada para solucionar problemas viejos porque no los creamos nosotros y por lo tanto no son nuestros. Hagamos la plancha hasta la próxima elección, o hasta la próxima Cumbre o hasta el nuevo Sudamericano. Que la Nación y /o la Provincia paguen nuestras obligaciones que nosotros somos la vidriera del País. Y Kirchner o Scioli no pueden darse el lujo de dejar a Mardel a la deriva. Que paguen ellos mientras nosotros tomamos más personal municipal-más del 60 % del presupuesto o pagamos el contrato de recolección de residuos más alto de la Provincia-

Solo cabe decirles a los hicieron Mar del Plata que no vuelvan, que se queden en donde están esperando que más temprano que tarde surja autentica voluntad de una ciudad que quiere vivir de pie y no de rodillas, que quiere tener su propio destino y no esperar a que se lo diagramen desde Capital Federal; La Plata o La Coruña.

Por el Dr.Eduardo Romanín, presidente del PASO

Un comentario

  1. Norberto Luxardo

    Muy buen comentario de Romanin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*