Ciudad, Información General, Política

Oporto firme: las clases se inician en febrero

El ministro abundó en precisiones y recalcó que no se puede subordinar el interés turístico al interés general, como cumplir con los días de clases previstos considerando que los fines de semana largo han contribuido al turismo pero también han restado jornadas hábiles en las escuelas. Cómo se recordará Acción Marplatense había promovido una ordenanza para volver a tener a febrero en su totalidad como un mes afectado a la temporada alta.

Oporto también atraviesa otro frente de tormenta, ya que Scioli consideró inoportuna su asistencia al acto en que Hugo Chávez, fue distinguido en la Universidad Nacional de La Plata.

El director de Cultura y Educación, Mario Oporto, recibió mensajes cifrados de cierto rechazo entre ciertos pares del gabinete provincial, y algunas fuentes señalaron cierto enojo del gobernador Daniel Scioli tras la asistencia del funcionario al acto del viernes pasado en la Facultad de Periodismo de La Plata, oportunidad en que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, recibió el premio al mejor comunicador.

Tanto en varios despachos oficiales de Gobernación como en los de otros ministerios consideraron que “más allá del análisis que pueda hacerse sobre Chávez, no era el momento de aparecer en ese escenario”, en un contexto de fuerte agresividad destinada a ciertos sectores políticos independientes que suelen tener una buena imagen de Scioli que va más allá del kirchnerismo duro.

Se debe tener en cuenta que ese mismo viernes Scioli fue invitado y no participó del acto para concurrir a un plenario de dirigentes del sector del ex jefe de Gabinete Alberto Fernández, que fue organizado por el diputado nacional Carlos Lorges.

Aparenta como evidente que Scioli no quiso participar del masivo plenario de recepción a Hugo Chávez y que, de allí para abajo, el mensaje había quedado bien claro. Menos para Oporto.

La supuesta obviedad protocolar que le da a Oporto su relación con la educación bonaerense al parecer no coincidió con las necesidades políticas de Scioli, que retiene al sector militante pero también quiere brindar una imagen atractiva hacia sectores medios moderados que no suelen coincidir con la visión chavista.

Asimismo, parte del discurso del jefe de Estado venezolano registró una enorme condena a la política estadounidense de Barack Obama, y la presencia de Oporto a pocos metros significó un aval implícito, al menos desde lo mediático, para toda esa exposición.

A raíz de esto, desde el entorno más duro y ortodoxo del gobernador evalúan la mejor manera de volver a poner en caja y disciplinar a Oporto con el menor costo político posible, según señalaron calificadas fuentes consultadas.

Fuente: Agencia Nova / mdphoy.com

Un comentario

  1. Es la época de los caraduras. Si le das una orden a un subordinado y no la obedece, no queda otra que despedirlo. Se ve que al Sr Oporto no le afecta en lo personal que la temporada termine el 0 de marzo. Prefiere que los sindicalistas sigan haciendo huelgas docentes y equilibrando demostraciones de poder. La temporada es exigua, para los veraneantes y para los marplatenses, como para cortarla así. Oporto andate. Fuiste.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*