Ciudad

Nueva reunión con Guardavidas para destrabar el conflicto

198763_117170298358321_3947292_n

La Unión de Guardavidas Agremiados se reunirá en el día de hoy con la esperanza de avanzar sobre los puntos planteados ante el Ministerio de Trabajo de Nación, aquellos que vienen exponiendo hace un tiempo.

a) Condiciones precarias de trabajo, principalmente en la zona sur de la Ciudad.

b) Faltante de elementos para trabajar en la seguridad de bañistas y personas que concurren a las playas.

c) Faltante de elementos de protección personal.

d) Balnearios privados sin control en la zona sur, lo que implica falta de guardavidas privados y que los municipales deban vigilar y actuar sobre extensas zonas de baño, lo que pone en riesgo la vida de guardavidas y bañistas.

e) Enmarcarnos dentro del Decreto 27/89 y de la Ordenanza 14.269 (ambas normativas reglamentan de manera clara y precisa nuestra actividad y ponen en cabeza de los “empleadores / prestatarios del servicio de seguridad” la provisión de los elementos de seguridad y de protección personal referidos anteriormente.

f) Trabajamos también sobre los acuerdos salariales convenidos y relacionados a la extensión temporal del servicio de seguridad.

g) Ocho días de octubre 2013 adeudados a guardavidas de Chapadmalal.

Sobre estos ítems vamos a continuar el diálogo con el Poder Ejecutivo, hemos recibido la solidaridad de otros sectores políticos de la Ciudad e inclusive muchos vecinos de la zona sur, que conocen y tienen claro cuáles son nuestras condiciones de trabajo. Una parte de los actores políticos de la ciudad y de los mismos vecinos comienza a comprender que nuestros reclamos no son sólo monetarios, sino de condiciones de trabajo históricas y que hoy los trabajadores, tienen la urgencia de revisar.

Lamentamos mucho al estado de crispación al que se llego en la última protesta llevada a cabo por la U.G.A, estamos convencidos que el estado de violencia social la vemos en todos los ámbitos. A esto hay que sumarle que al trabajador le cuesta mucho comprender los tiempos de la política, como sucede con cualquier vecino que requiere respuestas concretas que afectan su calidad de vida.

Estamos en el camino del diálogo, ese diálogo que implica confianza entre ambas partes, el diálogo que le da valor a la palabra, palabra que tenemos que acompañar con hechos concretos para devolverle la impronta que supo tener.

Unión de Guardavidas Agremiados

Los comentarios están cerrados.