Ciudad, Información General

No hay inspectores para La Cámpora, y a ésta le sobran pecheras

El Pulti K y el Frente Para la Victoria pierden por goteo. Irreversiblemente enfrentados, sin puentes de diálogo,  cruzándose sin piedad, conducen al Movimiento Popular y Nacional a una sangría de votos inevitable. Acción Marplatense no luce con su cambio de vereda, se agota y agoniza, y así lo reconocen en el propio oficialismo.

En el entorno de Pulti adjudican al mal momento del gobierno nacional, las desventuras en los cómputos previos a la crucial consulta popular. Tienen que disimularlo el gobierno municipal está en terapia intensiva y sólo un guiño de la Casa Rosada, dejará a la intendencia como a una hoja en el tornado de Oklahoma. En los últimos tres meses, síntomas y evidencias, borran cada vez más puntos de imagen positiva.

No es el mejor momento de GAP con CFK, es más se ha perdido las referencias, sólo demostraciones de amor, pero que ya no alcanzan para llenar las urnas de voto. Pero ya a seis días de una consulta popular nadie se quiere hacer cargo de las pérdidas, cuando sólo un mes más tarde se han de celebrar las P.A.S.O., se libran batallas que tienen gusto a redoblar las apuestas, es una timba de la cual se han propuesto marcharse con los bolsillos dados vueltas.

Lo cierto es que “Mirar para cuidar” no existe en Mar del Plata, tal cual lo concibió Cristina. No se sabe y es mejor o peor, ya que el plan oficial es impresentable desde el principio. La Oficina de Defensa del Consumidor de la MGP tiene sólo 12 inspectores, en condiciones de cumplir esa función.

Con planes sociales sostenidos con recursos estatales,  La Cámpora maneja un ejército de militantes, pero por ahora en la ciudad no tiene cómo lucir sus pecheras, Pulti no tiene los inspectores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*