Ciudad

No declararon los militantes citados por el fiscal Moyano

Finalmente Pablo y Marcos Puche, integrantes del Movimiento Atahualpa, no declararon ante el fiscal Mariano Moyano por los disturbios ocasionados la semana pasada en el Concejo Deliberante. Si bien se presentaron, su abogado Juan Pablo Gelemur les recomendó declarar cuando la defensa tenga total acceso a la causa y pueda realizar una estrategia adecuada.

“Los hermanos Puche se pusieron a disposición de la Justicia, pero dejamos en claro que si hay algo que declarar se hará en el marco del expediente. Notamos que la Justicia, en esta causa, se mueve con mayor rapidez de la que nos tiene habituados”, indicó Gelemur.

El letrado confió que en su momento “ellos se harán presentes”, pero que la declaración de los acusados “se desarrollará en otra oportunidad, cuando se le permita a esta defensa hacer un análisis de la causa. Ahí pediremos hacer la declaración y realizaremos una estrategia defensiva”.

En declaraciones a Canal 8, Gelemur aseguró que actualmente se está inserto en un debate “y una demonización” de los movimientos sociales “que vienen manifestándose en contra de este sistema, con peleas directas al Gobierno”. Y consideró que esto “no es algo aislado” y que “desde el norte, pasando por Capital Federal, está llegando a Mar del Plata”.

Mientras Pablo y Marcos Puche se presentaban ante el fiscal Moyano, afuera un grupo de manifestantes los apoyaban y se solidarizaban con ellos. Allí, el secretario general de ATE Darío Ledesma, aseguró que “no estamos de acuerdo con las agresiones y no justificamos la violencia, lo que acá hay que tratar es el problema de fondo”.

El dirigente gremial dijo que si bien la Justicia actúa contra quienes golpearon a trabajadores y agentes policiales, “judicialmente no se ataca a la inacción que tiene la Municipalidad para darle respuestas a los trabajadores de las cooperativas”.

Ledesma consideró que este hecho ocurrió porque “el hambre está activo y la inoperancia del Estado también”. Y en ese sentido defendió a los manifestantes que la reacción llegó porque “son muchos meses de sentirse manoseados y estar peleando por un trabajo, no por una limosna”.

Los comentarios están cerrados.