Arte y Cultura, Música

No cualquiera hace un tributo de Pink Floyd

A ver… que hay gente para todo. Pero no creo que cualquiera se anime a hacer covers de Pink Floy. Dos razones: por un lado, su música es tan exquisita, tan sutil, tan virtuosa, que no todos están en condiciones de afrontarla con la misma calidad -o casi-; por el otro, sus fanáticos son tan elitistas -en el buen sentido- que ante una mala imitación de sus ídolos lo más probable es que agarren un chancho inflado y se los arrojen por la cabeza.

Si uno tiene en cuenta la trayectoria de Ummagumma, puede dar por sentado que se trata de una gran banda tributo. Han tocado ante una multitud al aire libre en Capital Federal y realizaron shows en países de Latinoamérica como Ecuador, Perú y Uruguay. Hoy, a las 22, se presentan en Abbey road -Juan B. Justo 620-.

El nombre del grupo proviene del álbum doble que Pink Floyd editó en 1969, y ellos vienen tocando desde 1998. No se presentaban en Mar del Plata desde hace tres años, cuando hicieron algunas presentaciones en Tío Curzio: allí no sólo ganaron respeto por su tributo, sino además porque son músicos de gran calidad.

Con un gran sonido y una búsqueda de la perfección escénica, es ese tipo de profesionalismo que emociona. Son diez músicos sobre el escenario que interpretan la música de Pink Floyd respetando fielmente el trabajo realizado en los discos y sus presentaciones en vivo, acompañados por un gran despliegue visual generando un interesante show multimedia.

Los comentarios están cerrados.