Arte y Cultura

Ningunos cuatro de copas

Para Cuba. Los Cuatro de trovas se convierten en embajadores de la música marplatenses a partir de su abordaje de la música cubana.
Para Cuba. Los Cuatro de trovas se convierten en embajadores de la música marplatenses a partir de su abordaje de la música cubana.

La unión hace la fuerza. Integrantes de dos agrupaciones importantes de la ciudad como el Dúo la trova y Purzambo decidieron reunir sus voces y sus instrumentos, y juntarse en una banda que tiene mucho de expresión artística, pero también de entidad cultural itinerante. Cuatro de trovas es el nombre de esta agrupación que se presentará hoy y mañana a las 22 en La Cuadrada -9 de Julio 2737-.

Y Cuatro de trovas está integrado por Sebastián Echarry (Dúo la trova) y Juan Sardi, Marita Moyano y Mauricio Cordo (Purazambo). Juntos, darán a conocer hoy el trabajo que han ido puliendo, por separado, en el escenario. Además de un ideal, los une una cuestión de estilos: en la música de Cuatro de trovas tiene una fuerte presencia la raíz folklórica.

Como se ha dicho, esta iniciativa surge también como una expresión cultural itinerante. Es que luego de haber recibido en reiteradas oportunidades a grandes exponentes de la trova cubana como Augusto Blanca, Vicente Feliú, Corina Mestre o Pepe Ordás, ahora llega el tiempo de invertir el viaje. Echarry, Sardi, Moyano y Cordo estarán viajando en enero próximo a la isla caribeña.

La invitación corrió por cuenta del Centro Cultural Pablo de la Torriente Brau, institución reconocida y de gran importancia en Cuba. La idea es hacer varias presentaciones en el país centroamericano como referentes de la música popular de Mar del Plata y de la trova argentina, en el marco de un intercambio cultural.

Por eso las presentaciones de hoy y mañana servirán además para ir sacándole punta al lápiz y agudizando el estilo. Sobre el escenario se escucharán composiciones propias como Agüita y En vos, en mí de Marita Moyano; No conozco Santiago y Barrilete, de Juan Sardi; Tierra adentro y Cuéntame, de Sebastián Echarry; y Vuelve, de Mauricio Cordo. Pero también obras compartidas como El cuero, Andamos tu voz y Zamba niña.

Los comentarios están cerrados.