Deportes, Fútbol

Muy bien de puntos, equipo lagunero y escaso confort de juego

River se encuentra  en estado de gracia, como el mundo,  y los argentinos especialmente, con Francisco. El 80 % de los puntos, cuando se ha cumplido el 25  % de las fechas, es muy alentador. A esta altura en el torneo anterior, lo que sería la primera rueda en un campeonato de 38 fechas, River tenía 8 puntos.

Es una tendencia, aunque relativa, que sirve para ir sacando conclusiones e ir midiendo posibilidades y aspiraciones. La proyección es inmejorable, el partido con San Lorenzo está dentro del contexto futbolístico, pero fue un partido raro, al equipo le faltó entrar en ritmo, no encontró nunca  el funcionamiento, estuvo desacomodado y lo pagó caro.

A esta altura en el torneo anterior, llegó el primer gran tiempo contra Newell´s, que terminó luego en el 3 a 3, y después fuimos claramente superados por Velez. Fue el comienzo de las dudas, que luego se instalaron definitivamente en la fecha 12º, con aquel gol en el cuarto minuto de descuento, que terminó con “la bosta” festejando el empate.

Ahora, entiendo que Ramón Díaz haya percibido la falta de regularidad, de intensidad, de movimientos y falta de acople peligroso, que pueden terminar en un mal peor. Creo que con astucia y audacia, ha planteado la introducción de variantes, en la búsqueda de equilibrio.

He podido observar que Carlos Sánchez no está en su mejor nivel, el juego viene muy por la otra banda, donde aparece siempre Vangioni y con intermitencias Lanzini y Mauro Díaz. Ahí se observa falta de decisión, de mayor profundidad y picante, no es lúcida la llegada, la última puntada no aparece, será la falta del bendito enganche con jerarquía, que sus intérpretes no han aportado.

Modestamente, me parece que el doble cinco debería ser con Cirigliano y Ledesma, Ponzio a la derecha y Vangioni por izquierda, de entrada Lanzini y con Iturbe, Funes Mori y Mora adelante. Me parece correcta la salida de Trezeguet, está en otra frecuencia, con su impecable toque de primera, desmarque y el oportunismo, todo mejorado a través de su mejor estado físico del último mes.

¿Por qué digo Funes Mori y no Luna?, por una obvia razón de puesta en valor del jugador que nació en River. Si vamos al caso el entrenador apostó a él a principio de la temporada 2013,  luego optó por Luna, aunque esto es cierto, el ex Tigre ha convertido y el mellizo estuvo con la pólvora mojada, pero pienso en el valor de reventa, o tal vez se desconozca que el manejo de los hermanos, tiene otras aristas en el vínculo con la institución. Si existiere algún conflicto a futuro con transferencias y contratos, es algo que generalmente se conoce más tarde, con los hechos consumados, aunque deportivamente es irreprochable la decisión del entrenador.

Con esta fecha, quedará atrás el 33 % de los puntos en juego. El Parque de la Independencia,  es un escenario  muy difícil, los equipos de Martino están muy bien trabajados, y son los adversarios que más problemas le traerán a River, incluir a Lanús, Arsenal, Velez, entre otros. Tampoco es cuestión de ir a regalarse y pagar precios altos, por la inocencia de salir a exponerse en todos los escenarios. Ya hemos padecidos dolorosas y demasiadas experiencias, hay rivales para respetar y Newell´s en su cancha, es uno de ellos.

Se me ocurre oportuno, inteligente dar el golpe de timón, siendo previsible y a través de evaluaciones que surgen nítidamente. Es muy importante adelantarse a los problemas, más allá de los 12 puntos, ya es muy difícil que nos bajemos hasta la última fecha de la carrera por el título, es caso de manual, aunque en el futbol argentino, abundan las sorpresas y nadie tiene la vaca atada.

Además tras cada partido a River se lo estudia, el próximo rival se prepara para jugar el partido del año, ante el más grande del fútbol argentino, entonces apelar oportunamente a cambios de estrategias, proponer y crear, aún con los riesgos que supone, es el gran desafío de River.

 

Jorge Elías Gómez

Los comentarios están cerrados.