Política

Muchos bonaerenses se preguntan “¿Y si me toca ser jurado?”

DATA_ART_2223489

Si los tres últimos números de su DNI salen sorteados el próximo miércoles en la Lotería, y usted tiene entre 21 y 75 años, en algún momento le podrá llegar una carta a su casa en la que le avisen que tendrá que ser jurado en un juicio penal contra un acusado de homicidio, por ejemplo. Y a partir de ahí, seguramente se le generan un sinfín de preguntas.

Como viene publicando EL DIA, a uno de cada mil ciudadanos de la Provincia le tocará ser jurado para enjuiciar imputados en delitos de más de 15 años de prisión. El sistema que se ve en las películas norteamericanas ya se aplica en las provincias de Córdoba y Neuquén, pero para los bonaerenses se trata de una novedad que provoca miles de interrogantes de cara a su inminente puesta en marcha, ya que el miércoles próximo se realizará el sorteo y se calcula que el primer juicio por este método se realizará antes de diciembre. Se prevén que sean unos 200 por año.

La nueva carga pública genera múltiples dudas. ¿Es obligatoria la participación para la persona convocada a integrar un jurado de enjuiciamiento? ¿Cuáles son los requisitos que debe reunir? ¿Es posible excusarse? ¿Qué pasa si un integrante del jurado conoce al imputado? ¿Cuánto tiempo insumirá la participación de los jurados en un juicio? ¿Qué pasará con el trabajo y la vida cotidiana de esas personas? ¿Cada cuánto tiempo podrá ser citada una misma persona?

La lista de 12.000 bonaerenses posibles jurados que se conocerá el miércoles será resultado de un sorteo de la Lotería de la Provincia, utilizando los tres últimos números del documento de identidad, y derivada del padrón electoral. Quienes resulten sorteados recibirán una carta que deberán responder con una declaración jurada y, a partir del entrecruzamiento de datos de las distintas dependencias de la administración, se considerará si reúne las condiciones necesarias para ser jurado.

Entre estos requisitos figuran: ser argentino o haberse naturalizado hace más de cinco años, ser mayor de 21 y menor de 75 años, y ser apto física y psíquicamente. No podrán ser miembros del jurado los funcionarios públicos y ministros de culto religioso así como autoridades de partidos políticos. Tampoco los integrantes de las fuerzas de seguridad o del Servicio Penitenciario, exonerados de la administración pública, abogados, escribanos y procuradores, condenados o procesados por delitos dolosos.

Como indica la ley, integrar un jurado de enjuiciamiento en caso de salir sorteado es una carga pública. Esto implica someterse a la convocatoria de la Corte, ya que en caso contrario se estaría incurriendo en la comisión del delito de desobediencia.

Si una persona tiene un problema que le impide atender a la convocatoria, deberá presentar su caso al juez, que lo evaluará con “criterio restrictivo” y, en si concede la excusación, será reemplazado por alguno de los jurados suplentes sorteados.

Otra duda que por estas horas se preguntan los bonaerenses: ¿Qué pasa si conozco al imputado en el juicio? Los jurados podrán excusarse en caso de tener relación con la persona enjuiciada, de la misma manera que, para garantizar imparcialidad, la defensa o la fiscalía podrán recusar a integrantes que puedan tener cualquier vínculo con el acusado.

DISTANCIAS Y TIEMPOS

La vida cotidiana de una persona que salió sorteada para ser jurado se verá alterada considerablemente durante los días en que deba ejercer la función a la que fue convocado. Tendrá que dejar de trabajar, y acudir a prolongadas audiencias, así como estudiar el caso del juicio y mantener estricta reserva del expediente. Sin embargo, esta carga pública, la más complicada hasta ahora en este sentido para los ciudadanos bonaerenses, sólo podrá tocarle a una persona cada tres años como mínimo.

Al ser citado al juicio, junto a otros once ciudadanos con quienes compartirá la deliberación, el juez le dará un instructivo y le indicará las reglas del proceso y cómo se evalúan las pruebas y el ámbito de su decisión, que deberá estudiar para llevar adelante la tarea de determinar si el imputado del proceso es culpable o inocente.

La cantidad de audiencias del juicio en las que deba participar un jurado podrán variar considerablemente: mientras algunos procesos durarán unas seis audiencias, otros casos más complejos, por la cantidad de testigos o de pruebas, pueden llegar a insumir varios meses. Por lo tanto, el tiempo de la función del ciudadano dependerá del caso concreto. Casos como el triple crimen de policías o el de la salidera bancaria que involucró como víctima a Carolina Píparo, son sólo ejemplos de lo prolongado que puede resultar un debate.

Según el domicilio del ciudadano que salió sorteado, su función como jurado se enmarcará en el departamento judicial correspondiente, que muchas veces implicará recorrer largas distancias para acudir a las audiencias. Por ejemplo, una persona que vive en Saladillo y es jurado deberá acudir a los tribunales de nuestra ciudad, por estar enmarcado su distrito en el Departamento Judicial La Plata.

Para estos casos, el Estado le asignará una dieta diaria suficiente para cubrir los costos de transporte y comida, a través de una partida especial de la Suprema Corte.

¿Se les pagará a los jurados? En el caso de empleados de carácter público o privado, los jurados no percibirán ninguna retribución económica pero estarán excusados de ir a trabajar y será obligatorio para el empleador el pago del salario. Pero si la persona trabaja de forma independiente, podrá ser retribuida con la suma de dos jus (unidad arancelaria de la Justicia) diarios, es decir, cobrará por día de función $580, independientemente de lo que perciba habitualmente por un día de trabajo.

Nunca hasta ahora una carga pública ha insumido tanto tiempo y esfuerzo para un ciudadano bonaerense. Lo más parecido hasta ahora es la convocatoria a ser presidente de mesa durante las elecciones. Sin embargo, en este caso se trata de un domingo cada dos años, para primarias y generales.

La adaptación a la nueva modalidad será parte entonces de un proceso donde será clave el compromiso de los ciudadanos convocados y de los funcionarios judiciales, que deberán contenerlos.

Notibonaerense

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*