Política

Moyano: “Quedó de manifiesto la bronca de la gente, el paro tuvo un alto acatamiento”

Moyano-CGT-CTA-Nestor-Sieira_CLAIMA20140410_0197_17
Algunos minutos más tarde de lo anunciado, Hugo Moyano, Luis Barrionuevo y Pablo Micheli se presentaron este jueves en el Salón Felipe Vallese de la sede de la CGT de Azopardo al 800. Rodeados de otros dirigentes y en medio de cánticos de respaldo, los líderes sindicales brindaron una conferencia de prensa en la que afirmaron que la huelga general “tuvo un alto acatamiento” en todo el país.
Antes de que tome la palabra el camionero Hugo Moyano, su aliado Omar Plaini destacó que la jornada de huelga se realizó “en paz, sin que se produzca un incidente”, lo que a su juicio demuestra la “responsabilidad del movimiento obrero”.
A su turno, y luego de los cánticos que abogaban por “una sola CGT”, Moyano –escoltado por el gastronómico Luis Barrionuevo y el líder de la CTA díscola, Pablo Micheli– aseguró que la medida de fuerza tuvo “un acatamiento importantísimo”, que en algunos casos llegó al 98 por ciento. “Cuando lanzamos la convocatoria, no nos equivocamos en lo que la gente quería expresar hoy”.

“Quedó de manifiesto la bronca y el desencanto que hay en la gente por la falta de respuestas y el maltrato que nos dan”, lanzó. “Espero que al Gobierno le alcance la inteligencia para dar respuesta a los reclamos”, añadió, y entre ellos mencionó la inseguridad, inflación, la devaluación, el tope en los salarios.

Tras restar importancia a los piquetes que realizó la izquierda para acompañar la huelga, y que el Gobierno utilizó como argumento para explicar la ausencia laboral, Moyano cargó contra el oficialismo: desestimó las críticas que hizo por la mañana el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich –a quien llamó en más de una ocasión “Quico” en lugar de su apodo, “Coqui”– y dijo que Amado Boudou “no existe”. El dirigente camionero respaldó en 2011 la candidatura del actual vicepresidente para jefe de Gobierno porteño.

A la intervención de Moyano siguió la de Micheli, quien coincidió con que “pocas veces se ha visto una campaña tan furibunda” en contra de quienes  convocaron al paro. Y también buscó minimizar el impacto de los cortes de calles y rutas.

El titular de la CTA consideró que “pocas veces se vio” un paro de esta naturaleza. “Nos preguntábamos cómo era posible que tres pensamientos tan diversos nos juntáramos… me parece que los verdaderos héroes de la jornada son los trabajadores, porque si no, deberíamos creer que tenemos tanta representatividad que hicieron paro porque se lo dijimos nosotros”.

En tanto, el aeronáutico Ricardo Cirielli exigió al Gobierno que “cambie las políticas en todas las áreas”. Y añadió: “Hay que resolver los problemas ahora, no prometer que si ganan en 2015 van a solucionarlos en 2016”.

Preguntas incómodas, respuestas parciales
 
Las preguntas de los periodistas pusieron a la defensiva a los dirigentes sindicales. A la consulta de si estaba en los planes de los gremios opositores otra jornada de paro, Moyano respondió con una evasiva: “No está prevista la organización de ese plan de lucha, pero la lucha está en el movimiento obrero”.
Otro interrogante que disgustó a quienes encabezaban la conferencia de prensa fueron las declaraciones del dirigente ferroviario  Rubén “Pollo” Sobrero, quien reconoció que se le “revuelve el estómago” de estar al lado Barrionuevo.   
 
Otro “dardo” que recibió el líder gastronómico fue acerca de una eventual reunión que compartiría en los próximos días con el líder del Frente Renovador Sergio Massa, a quien el Gobierno vinculó con este paro. “Lo único que faltaba, con la historia que tiene el movimiento obrero”, replicó. “Qué pequeños son los que piensan que un político nos va a decir lo que tenemos que hacer. No vamos a hacer ninguna mesa para ningún político”, añadió.
A Moyano también se lo notó molesto cuando fue indagado por su pasado afín a la Casa Rosada y por el hecho de que hoy el sector agrario acompañe la medida de fuerza, cuando la CGT que encabeza  lo enfrentó durante el debate por la Resolución 125, en 2008. Y aclaró: “Yo no soy el campo“.

Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*