Ciudad

Misa de clausura en la Semana Social

ImageProxy.mvcgh

En la mañana de ayer  domingo, en la Salón Atlántico de Hotel Intersur “13 de Julio” de la ciudad de Mar del Plata, se leyeron las conclusiones de las MESAS-DEBATE que se realizaron el día de ayer.

Compartimos su contenido completo.

1. Mesa Niños, familia y ancianos
Oportunidades:
– Diálogo más fluido y abierto entre las generaciones.
– El uso de la tecnología o espacios de encuentro para la difusión de los valores y, específicamente, del mensaje de Francisco.

Propuestas en base a las enseñanzas de Francisco:
– Seguir sus gestos, para despojarnos de las cuestiones superfluas.
– Promover mayores espacios de encuentro, escucha, cercanía y cariño.
– Asumir las funciones que tenemos como familia y no delegar en la escuela o en otras instituciones.
– Mayor compromiso, participación e involucramiento. Superar el individualismo y “hacer lío”.
– Reclamar políticas públicas sociales adecuadas.
– Fortalecimiento de las redes sociales.
– Generar una transformación cultural, con una adecuada articulación de estado y sociedad civil, que mire al restablecimiento de los valores, de la cultura del trabajo y del encuentro.

2. Mesa adicciones y exclusión en los jóvenes
Oportunidades:
– Se aprecia un deterioro de la familia como ese espacio de contención principal, en el que niños y jóvenes reciben afecto.
– Partir de encuentros como los de ese tipo para promover la sensibilidad social, y generar reflexión para favorecer concientización (en forma testimonial) sobre la temática, para así encontrar el camino que favorezca a generar un futuro mejor para los jóvenes entre todos.
– Trabajar junto a las organizaciones como sindicatos y ONG’s para promover acciones de salud es un primer paso para luchar contra este flagelo.

Propuestas en base a las enseñanzas de Francisco:
– Debe haber un compromiso de toda la sociedad para con el tema, y un trabajo integrado del Estado, la sociedad civil, las iglesias; los diferentes sectores deben trabajar coordinadamente. Como ciudadanos, debemos tomar conciencia sobre el problema. Clubes barriales y escuela como espacios de contención
– Tenemos que fortalecer los vínculos familiares, transmitiendo mediante el ejemplo los valores. También reconocer la importancia de poner límites y restablecer la autoridad desde nuestras familias. Saber escuchar a los jóvenes, fomentar el diálogo profundo con ellos.
– Son fundamentales las políticas públicas de prevención, sobre todo desde la Educación. En las escuelas, gabinetes pedagógicos que trabajen estos temas.
– Promover la integración y recuperación a través de la formación y fortalecimiento del empleo joven.
– Limitar la accesibilidad mediante políticas públicas y que los delitos ligados a la corrupción y el narcotráfico no prescriban.

3. Mesa participación y desarrollo comunitario
Oportunidades:
– El Papa y su gran convocatoria y credibilidad.
– Mucha solidaridad en la gente, voluntad de cambio, sobre todo en los jóvenes.
– Conciencia que hay más oportunidades.
– Compartir conocimientos.
– La apertura que hoy hace la Iglesia.
– Nuevas esperanzas que surgen de encuentros como estos.

Propuestas en base a las enseñanzas de Francisco:
– Sacar a la Iglesia a la calle, y a buscar a la gente, invitarlos.
– Formar personas para incidir en políticas públicas, a través del Estado u organizaciones de la sociedad civil.
– Que no haya dueños de las parroquias.
– Ir al encuentro con el otro, ver qué necesita, y dónde intervenir.
– Liderazgos que convoquen con conductas coherentes.
– Multiplicación de dirigentes con valores. Y comprometidos con el trabajo comunitario.
– Promover acciones de transparencia institucional, promover la participación.
– Crear espacios abiertos de diálogo.
– Desde el propio trabajo comunitario, generar confianza, valores, conocimientos, mayor confianza con la política, hablar de política.

4. Mesa pobreza y desarrollo integral
Oportunidades
– Francisco como nuevo líder, a nivel nacional, regional y mundial, que se muestra como ejemplo vivo del verdadero liderazgo.
– La fe como instrumento transformador de la realidad.

Propuestas en base a las enseñanzas de Francisco:
– Organizarse desde la sociedad civil para elevar propuestas al Estado Nacional, en vistas de mejorar el sistema de seguridad social y previsional, basado en la profundización de la solidaridad.
– Mayor participación e intervención de la ciudadanía en los espacios de poder con vistas al bien común.
– Fomentar la participación en las organizaciones no gubernamentales y otros espacios que generen una acción transformadora.
– Generar espacios de formación de líderes basados en los valores cristianos que provean anticuerpos frente a la corruptibilidad de los lugares de poder.
– En vistas a regenerar la cultura del trabajo y la educación, promover tutorías/talleres que puedan constituirse en escuelas de oficios y faciliten el acceso a programas de microemprendimientos con la participación de profesionales e industriales.
– Como una herramienta adicional frente a la pobreza inmediata y la falta de empleo, promover el cooperativismo estrechamente vinculado a los ámbitos sindicales y estatales a fin de que pueda evolucionar en un programa de erradicación sistemática de la pobreza.
TERCER PANEL CENTRAL

ImageProxy.mvc
Este panel tuvo como tema “La cultura del encuentro como contribución de Francisco al diálogo y la paz social” y fue coordinado por la Dra. Beatriz Balián (UCA). Expusieron el padre Pablo SUDAR (sacerdote de la arquidiócesis de Rosario), Facundo MOYANO (diputado nacional), Adolfo Pérez Esquivel (Premio Nobel de la Paz), Margarita STOLBIZER (diputada nacional) y monseñor Jorge LOZANO (presidente de la CEPAS).

Sudar:
A continuación compartimos un abstact de su intervención.
El papa Francisco propone 4 ideas fundamentales que están presentes en Evangelii Gaudium:1. El Papa sale al encuentro de la crisis de la cultura, o mejor dicho, del cambio de paradigma cultural actual. Algunos pensadores lo caracterizan en 3 dimensiones:
– cultura de la fragmentación ?la ciencia como mirada provisoria de la realidad?,
– de la subjetividad ?ante esto nos apoyamos cada uno en nuestra propia verdad?
– y de la comunicación ?la comunicación hace a la verdad y no viceversa; en otras palabras, el consenso hace a la verdad y no la verdad al consenso.

2. Anuncio del Evangelio
Jesucristo enviado por el Padre para la salvación del mundo desde el misterio del amor de Dios. Dios envió a su Hijo para que el mundo se salve por Él. Jesús se hace solidario de todo hombre y de todos los hombres. Esta solidaridad consiste en anunciar el reino que implica la conversión del hombre al anuncio del evangelio.

3. El culmen de la vida de Jesús
Jesús culmina su vida en la autoentrega de sí mismo que se realiza en dos hechos fundamentales: la interpretación del poder y la celebración de la Última cena. El lavatorio de los pies, Él que es Maestro y Señor, implica que el poder es amor y servicio. Y en la Eucaristía Él constituye su comunidad sobre su propia presencia. La Iglesia se constituye en y por la Eucaristía.
4. La muerte y resurrección de Jesús es la respuesta definitiva que Dios ha dado a los hombres en Cristo, su hijo.

Jesús ha vencido a la muerte por la vida; el odio por el amor; la injusticia por la justicia; el pecado por el perdón; la enemistad por la amistad; la ruptura por el encuentro.

Conclusión: El compromiso de los cristianos es escuchar la palabra que Francisco proclama y ponerla en práctica en nuestra vida.
Moyano: “Que existan estas jornadas de pastoral social son un paso en la cultura de encuentro. Tengo veintinueve años, y los de mi generación corremos con la ventaja de tener más años por delante para hacer las cosas bien. El que da el motor del avance es la política. No quiero perjudicar la sustentabilidad de la empresa pero desde la política se tiene que generar un marco para el consenso que se propone, para sumarse así a algo más grande. Los dirigentes políticos tienen que dar el ejemplo. El mensaje de Papa Francisco lo tenemos que asumir con responsabilidad”.
Stolbizer: “Qué importante es que la Iglesia construya espacios ecuménicos de encuentro. Se perdió la reunión familiar donde se educaba en la cultura de valores. Sufrimos muchas crisis en la actualidad, pero la más profunda de ellas es la moral, crisis de la cultura de valores. Lo importante de construir una cultura de valores es que nos dan identidad como pueblo. Hace 100 años la Argentina construyó su identidad con trabajo y educación. Francisco habla de la alegría y el militante es quien nunca baja los brazos frente al conflicto. La ética es lo que debemos llevara delante en nuestras convicciones, en esta cultura del encentro que nos propone Francisco. Algunos creen que no tienen derecho a acceder a lo que otros gozan como derechos. Necesitamos memoria que ilumine el presente. Hay un nuevo modelo de políticos que se requieren para el nuevo desafío”.
Hugo Yasky: (CTA) no puso estar presente como estaba anunciado en el Programa de esta Semana Social 2014 debido a que, dada la actual coyuntura del país que está especialmente atenta al tema del pago de la deuda externa argentina, tuvo que viajar a Bolivia a participar de la Cumbre antiimperialista de Movimientos sociales y sindicales que se realizará mañana 30 de junio en la ciudad Cochabamba.
Pérez Esquivel : “El 4 de julio va a estar la sentencia de la causa de monseñor Angelelli, ese querido pelado, una de las voces proféticas de América latina. Hay profetas y mártires en América latina que tenemos que recuperar como monseñor Romero, los padres palotinos, las hermanas Alice Domon y Léonie Duquet. Un panelista, ayer, Grabois es su apellido, recordó a un amigo de caminadas en América latina: dom Helder Camara, otro profeta de nuestro continente. ¿Ustedes escucharon hablar del pacto de la catacumba? Durante el Concilio Vaticano II, dom Helder convocó en la catacumba de santa Domitila en Roma a un grupo de obispos (más o menos 40) y firmaron un pacto por el cual se comprometían a seguir a Jesús, ser pobres y no tener propiedades. Muchos de ellos fueron compañeros de caminadas por América latina”.“Sin el amor no sería posible llevar el sufrimiento. El amor nos da alegría. No puede haber un militante o un cristiano que sea amargado.”

“Recordaba a dom Helder. Él contaba que cuando daba una limosna a los pobres le decían ‘santo’. Pero cuán preguntaba por qué los pobres son pobres le decían ‘rojo y comunista’. Hay pobres porque muchos se olvidan del prójimo.”“Francisco partió pero no se fue. Viajo por muchas partes del mundo y les voy a contar una historia africana. Cuando los peregrinos llegan a un pueblo son recibidos por su gente que es muy pobre. Debajo de un árbol los cobijan, comparten con ellos pan, quesillo, melaza y agua. Conversan. Cuando el peregrino se despide de la aldea se le pide que deje algo en el árbol: una cinta, una esperanza. Ese árbol es el árbol de la vida. Francisco está dejando su mensaje y es un ‘liero bárbaro’ porque está motivando reflexión. Cuando en Río dijo ‘hagan lío’ quiso decir ‘sean rebeldes frente a las injusticias.”

“Le acabo de mandar una carta al juez Griesa. Me gustaría leerles algunos párrafos.” Aquí Adolfo Pérez Esquivel seleccionó unos fragmentos que leyó al auditorio; nosotros la reproducimos completa a continuación:

Al Sr. Thomas Griesa
Juez del Tribunal Federal del Distrito Sur de Nueva York, EE.UU.
Reciba el fraterno saludo de Paz y Bien.
Más que dirigirme a usted como juez que interviene en una causa que desde hace tiempo tiene en vilo a nuestro pueblo, quiero hacerlo como persona. Quiero poder aportar más libremente a la reflexión sobre la situación que se ha generado en la República Argentina, por las pretensiones de un grupo de financistas poseedores de unos pocos bonos de la deuda externa. Ellos buscan cobrar el 100 % de los mismos, de manera que tendrá un grave impacto sobre la vida del pueblo argentino, habiéndolos comprado por centavos y sin jamás haber invertido para su bien.

Espero, Sr. Griesa, que Ud. comprende la situación que vive nuestro pueblo y las consecuencias sociales, económicas y políticas que tiene el pago de esta deuda inmoral e injusta para las personas y comunidades más necesitadas.

Debe tener presente que los bonos cuyo pago hoy se discute, están manchados con la sangre de las víctimas de la dictadura militar. Forman parte de una deuda contraída a espaldas del pueblo y que nunca llegó a sus manos. Son parte del endeudamiento que después fue impuesto en los años ´90, incluso renunciando a la soberanía y cediendo jurisdicción de manera inconstitucional a tribunales extranjeros como el suyo, supuestamente para saldar las deudas anteriores.Por eso afirmamos que es una deuda ilegítima, inmoral e injusta. Detrás de los números existen rostros que nos cuestionan e interpelan, de niños, jóvenes, hombres y mujeres víctimas de la injusticia social y estructural, el empobrecimiento, la miseria y exclusión social que afectan a millones de seres humanos en nuestro país como también en América Latina y el mundo.

Estoy seguro que Ud. no ignora esto ni tampoco, el peso de la especulación financiera en la generación de estas situaciones. Más que una deuda externa, es ya una deuda eterna, matemáticamente impagable por más que se intenta con un alto costo en vidas humanas y sacrificando el desarrollo del país. Nunca puede ser justo que se privilegia el capital financiero por sobre la vida de los pueblos.

Es por esto también que junto a muchos otros, desde hace años venimos luchando contra el pago de estas deudas ilegítimas, exigiendo una auditoria official de las mismas, la aplicación de las leyes argentinas, la anulación de la cesión de jurisdicción y que no se continúan estas prácticas inaceptables con los nuevos bonos, contratos y tratados que se siguen firmando.

Sr. Griesa, no quiero poner en duda su acción como juez, pero si me preocupa la justicia ciega. Usted bien sabe que no toda ley es justa y que muchas veces se confunde lo legal con lo justo, o no se tenga en cuenta la situación de los pueblos y se los trate como algo abstracto y lejano. Ud. debe conocer la obra de Henry Thoreau, cuando señala que si bien hay que obedecer la ley, igualmente es necesario resistir la ley injusta hasta lograr su transformación. Me parece una reflexión pertinente con relación a estos poderosos financistas, que para sus políticas de verdadera rapiña, buscan respaldo donde no lo deberían encontrarlo.
Esto no deja a un lado las omisiones y los errores cometidos por los sucesivos gobiernos de la Argentina, el Parlamento y nuestro Poder Judicial, en asumir el tratamiento de esos bonos y de toda la deuda. Pese a reconocer, desde tiempos de la dictadura hace ya más de treinta años, la ilegitimidad e ilicitud de gran parte de la deuda generada, ninguno ha realizado lo necesario – incluyendo por ejemplo auditarla – para separar lo legítimo de lo ilegítimo, lo legal de lo ilegal, para evitar que al pueblo argentino se le siga exigiendo el tremendo costo de pagar lo que no se debe. No sé si Ud. está al tanto de que existe en nuestro país, una decisión judicial del año 2000, que establece la fraudulencia y arbitrariedad de la deuda que dio origen a los bonos hoy en posesión de los fondos especulativos que buscan obtener lo que en justicia, no les corresponde. Existen además denuncias cuya investigación judicial está aún abierta, con relación a esos mismos bonos.

De acuerdo a las leyes de nuestra república y el derecho internacional, son deudas verdaderamente nulas. Los Principios Rectores sobre la Deuda y los Derechos Humanosnos recuerdan que es responsabilidad de cada prestador y prestatario, investigar y no pagar las deudas contraídas de manera injusta.

Esta deuda es una herencia no querida y pesada que arrastra una carga grande de dolor y sacrificios. Se ha transformado en un mecanismo que lleva en si la dominación y el sometimiento de todo un pueblo.

El país quiere y debe cumplir con sus responsabilidades y obligaciones. Por eso es necesario aplicar la ley pero siempre, sobre la base de distinguir entre lo legal y lo legítimo, la ley y la justicia. Es necesario además reconocer que según el derecho, tiene prioridad la “deuda interna con el pueblo”: la lucha contra el hambre, la pobreza y marginalidad de grandes sectores sociales, los desafíos de la educación y salud, que no se mueran los niños de hambre y enfermedades evitables y poder alcanzar una vida digna sin que le roben la esperanza a nuestros jóvenes.

Estoy seguro, Sr. Griesa, que Ud. comprende lo valioso de la oportunidad que tiene para velar por la justicia, y no solo las leyes que algunos tienen más poder que otros para imponer. Es necesario cambiar las leyes en EE.UU., en nuestro país y en muchos otros, para evitar situaciones de esta naturaleza. Mientras tanto, esperamos igual que prime la justicia y que los derechos de quienes no han sido escuchados todavía en los tribunales, tengan la prioridad que merecen.

Gracias por permitirme estas reflexiones. Si en algo pueda contribuir, profundizar sobre cualquier de los elementos señalados, estoy a su disposición.

Adolfo Pérez Esquivel
Premio Nobel de la Paz y Presidente,
Diálogo 2000 – Jubileo Sur Argentina y el Servicio Paz y Justicia SERPAJ
“Hay que pagar la deuda externa justa pero no la injusta. Y la deuda la tenemos que pagar.”
“En esta cultura del encuentro, Francisco va avanzando. Francisco sabe hacer caminar la palabra. Nosotros somos parte de este país y esta cultura del encuentro es fundamental. Es muy difícil dialogar en nuestro país. Hay un monocultivo de las mentes: resistan ese monocultivo que es peor que los agrotóxicos y tampoco consuman los agrotóxicos de la propaganda. Hay que ser coherente entre lo que se dice y lo que se hace, si no somos así duden de nosotros.”

Lozano: “Dice Francisco que ‘la Pascua de Cristo ha penetrado la trama oculta de la historia humana’. La última palabra la tiene el amor. Fortalezcamos nuestra pertenencia al pueblo para lograr que la fuerza del amor de Dios libere y seamos la Patria de justicia y solidaridad que todos queremos”.
 MISA DE CLAUSURA SEMANA SOCIAL 2014
ImageProxy.mvccasareto
Casi al mediodía de este domingo, se celebró la Eucaristía de cierre de la SEMANA SOCIAL 2014.
Presidió la celebración eucarística monseñor Jorge Casaretto y concelebraron los obispos monseñor Antonio Marino y monseñor Jorge Lozano, junto a más de 10 sacerdotes y dos diáconos.
El grupo de música que animó la misa presta su servicio musical en la parroquia Santa Ana de Mar del Plata y está compuesto por 3 guitarras, 1 teclado y 5 voces.Casi al mediodía de este domingo, se celebró la Eucaristía de cierre de la SEMANA SOCIAL 2014.

Desgrabación de la homilía de monseñor Jorge Casaretto:

En primer lugar muchas gracias a monseñor Marino, titular de esta Iglesia de Mar del Plata por recibirnos, acogernos, brindarnos esta hospitalidad, que es posible año a año la realización de esta Semana Social.

Hoy es la fiesta de san Pedro y san Pablo. A Pablo vamos a dejarlo un poquito de lado, vamos a tomar a Pedro. Yo recuerdo, todavía lo tengo muy metido en mi cabeza, un retiro, que justamente hice sobre la relación de Pedro con Jesús basado fundamentalmente en un libro del Cardenal Martini. Voy a retomar alguna de esas ideas para refrescar un tema que tiene mucho que ver con la Argentina y que tiene que ver con mucho de la Iglesia en Argentina.

En primer lugar toda relación con Jesús es un proceso. La confesión de Pedro con Jesús es un proceso. Si tomamos esta fotografía de hoy, cuando Pedro dijo lo que dijo y Jesús dijo lo que dijo, Pedro habrá dicho “¡la pegué! Mi respuesta era LA respuesta”. Inmediatamente Jesús le va a decir, “bueno, pero este Mesías, como lo describís vos, va a tener que sufrir mucho, va a tener que padecer, va a tener que morir en la Cruz, después resucitará”. Y Pedro dice “de ninguna manera vamos a permitir esto”; “Apártate de mí Satanás”. Este Pedro que está hablando ahora está identificado con Satanás.

Y sí, es una relación apasionada, una relación donde, recordemos lo saca de las aguas por la falta de fe de Pedro; recordemos un momento culminante como la Transfiguración. Es decir, Pedro tenía todos los elementos para reconocer al Mesías. Tenía todos los elementos para reconocer al Mesías. Sin embargo, en el momento crucial de esta relación Pedro lo va negar tres veces.

¿Qué pasaba? Y, evidentemente no había llegado el Espíritu Santo. La explicación de las negaciones de Pedro es que el Espíritu Santo todavía no ha llegado. Y aunque en ese momento del Evangelio de hoy, donde Pedro lo reconoce a Jesús, Jesús se va a encargar de decirle “no es la carne ni la sangre, sino mi Padre el que te revela esto”.

En otro momento Pedro no tiene, Pedro obra nada más por su impulso y se da una paradoja interesante: Pedro se quiere constituir en el Salvador de Jesús. Y ahí está el gran error de Pedro. Pero no se podía dar cuenta porque todo lo hace con una buena voluntad extraordinaria, lo quiere salvar a su Maestro. En el lavatorio de los pies se da un reconocimiento constante de quien es el Maestro y quien es él. Y por lo tanto él tiene que salvar, tiene que defender a ese Maestro, porque reconoce que es muy superior a él. Pero no termina de reconocer el tipo de mesianismo que Jesús traía y como era Jesús que lo tenía que salvar a él.

Por eso Jesús mansamente lo deja caer a Pedro en el pecado. Es una de esas preguntas que uno se hace: si Jesús hubiese sido otro Mesías, Jesús no hubiese dejado que Pedro caiga en el pecado. Pero lo deja caer, porque Jesús le tiene que mostrar a Pedro que Pedro es el que necesita el perdón de Jesús. Y esta es la clave de esa relación tan intensa y después que Pedro peca y que es perdonado, entonces puede ser exaltado de modo tal que va a ser el más fiel predicador del Evangelio junto con Pablo y por eso son los apóstoles fundamento de la vida de la Iglesia.

Bueno, vamos a nosotros. Nosotros también, cada uno de nosotros, tenemos en la relación con Jesús, un proceso. Esta frase tan repetida del Papa, no es cierto?: “el tiempo superior al espacio”. La fotografía del espacio de Pedro de hoy no completa el proceso de la relación con Jesús en el tiempo. Y la relación nuestra con Jesús también es una relación procesual, en la cual hay momentos luminosos. Uno sale de un retiro y dice “que bárbaro el retiro que estuvo, tuve un contacto con Jesús”. Y después viene una enfermedad y uno dice “uy, ¿cómo me manda esta enfermedad a mí? -y esto es algo personal- si yo soy un tipo que tiene que hacer un montón de apostolado y justo me tengo que enfermar cuando tengo que hacer un montón de tales y cuales cosas. Pasan estas cosas, en la relación con Jesús, nos enojamos a veces, no entendemos, no comprendemos, pero es un proceso. Solamente en el Espíritu podemos entender la plenitud del proceso de esta relación nuestra con Jesús. Solamente en el Espíritu lo podemos entender. En el espíritu de Jesús. Y Pedro va a comprender en Pentecostés, recién ahí va a comprender cual era la misión a la que lo tenía destinado Jesús, ahí recién va a entender Pedro que significó el “sobre esta piedra voy a edificar mi Iglesia”. Recién ahí en Pentecostés.

Nosotros tenemos una ventaja muy grande respecto a los apóstoles porque en la confirmación hemos recibido al Espíritu Santo, en el bautismo lo hemos recibido, con la confirmación hemos fortalecido ese espíritu, vivimos con el Espíritu constantemente animando nuestra vida y el Espíritu lo que quiere es siempre identificarnos con Cristo y a la luz del Espíritu podemos comprender este proceso de identificación con Cristo que es el proceso más apasionante de la vida nuestra. En este proceso, esta noche, piensen como lo encontramos a Cristo en este encuentro, cuáles son las manifestaciones personales que recibieron de Cristo en este encuentro. Pidan la luz del Espíritu para esto. Y SI todos los días hacemos esto la relación con Jesús será lo más luminoso y lo más intenso de nuestra existencia. Comprender toda nuestra existencia a la luz de Jesucristo esa el desafío fundamental de la existencia cristiana.

Una última aplicación, es justamente esta: La relación de Pedro con Jesús en la Tierra termina con una gran reconciliación en el amor. Esa triple confesión de amor que ayer leíamos es lo que corona esta relación, una relación donde Jesús ni siquiera tiene que decirle “te perdono”, sino que le pregunta tres veces si lo ama y Pedro comprende perfectamente que está perdonado en el amor.

Nosotros los argentinos a la luz de Jesucristo, nosotros los cristianos tenemos que ver como reconciliamos nuestra Patria Argentina. Yo diría: la raíz espiritual, la base espiritual de todo esto que venimos trabajando en estos días y de esta Argentina que queremos pasa sin duda por la reconciliación de los argentinos. Ahora no vamos a detenernos en estos temas pero es el fundamento espiritual, para mi gusto, necesario. Venimos los obispos desde Iglesia y comunidad nacional, año 1981, hablando de la reconciliación. Y sin duda que se han dado pasos. Sin duda que se han dado pasos y nunca se terminará, porque también la reconciliación es un proceso dinámico que no terminas nunca, pero en el momento, o en algunos momentos este proceso de reconciliación, igual que en la relación de Pedro con Jesús, debe tener chispazos luminosos, debe tener algunas luminosidades especiales y particulares y yo creo que nosotros somos los más indicados para trabajar esto porque nosotros tenemos toda una visión de la reconciliación, hasta tenemos un sacramento de la reconciliación. Somos expertos en reconciliación. Tenemos una responsabilidad muy importante, eclesial en seguir insistiendo en esta dimensión fundamental y esencial de la vida argentina, para que podamos construir una sociedad más justa, más solidaria, más equitativas , pero si no hay reconciliación fraterna es muy difícil que sin esa sustentación de reconciliación fraterna puedan darse estas otras virtudes sociales tan necesarias, estas virtudes de las cuales hemos estado hablando todos estos días y que son tan necesarias y fundamentales para la vida de nuestro país.

Mensaje final Semana Social 2014
ImageProxy.mvceagaggaa
El padre Adalberto ODSTRCIL, secretario ejecutivo de la CEPAS, leyó el Mensaje final
Con el lema “El Papa Francisco y la cuestión social” ha finalizado en la Ciudad de Mar del Plata la Semana Social. Nuestra intención ha sido promover un espacio de diálogo para crecer en la amistad social.Nos acompañaron en los diversos paneles dirigentes del ámbito político, sindical y económico, como también miembros y representantes de organizaciones sociales, equipos diocesanos de pastoral social y jóvenes de varios puntos del país. En cada panel buscamos generar conciencia sobre la dimensión social de la fe, la importancia de la participación, la promoción de acciones tendientes al desarrollo y la cultura del encuentro.

Nos han ayudado como guía los gestos de Francisco y sus enseñanzas, que nos iluminan acerca de la vida de las personas y los pueblos, y buscan llevarnos a cambiar actitudes y conductas a nivel personal y también a reformar las estructuras sociales. Valoramos su cercanía con los pobres y recibimos con alegría su Magisterio.

Además hemos reflexionado en Mesas de debate sobre temas principales como: Niños, familia y ancianos; Pobreza y desarrollo integral; Participación y fortalecimiento comunitario, y Adicciones y exclusión en los jóvenes. El debate estuvo centrado en visualizar las oportunidades que tenemos para promover, a través de la enseñanza de Francisco, acciones concretas para lograr el desarrollo integral de todos y para todos. Así como también mejorar y recomponer los lazos familiares y comunitarios.

Nos preocupan todas las situaciones de exclusión que impiden que todos los ciudadanos puedan vivir con dignidad de hijos de Dios.

Se ha presentado también la publicación “Una tierra habitable para todos” que fue elaborada por un equipo convocado por la Pastoral Social.

Reconocemos de modo alarmante las nuevas formas de explotación y las consecuencias que genera un sistema económico global cada vez más desigual. “Lo que hay detrás de los números son personas, hombres y mujeres, ancianos, jóvenes y niños. No se trata sólo de un problema económico o estadístico. Es primariamente un problema moral que nos afecta en nuestra dignidad más esencial…” enseñaba el Cardenal Bergoglio en el año 2010.

Como cristianos nos sentimos desafiados a sembrar auténtica esperanza frente a las múltiples situaciones de dolor que encontramos en nuestra sociedad.

También hemos recibido el saludo y acompañamiento del Papa Francisco a través de un mensaje enviado por el Cardenal Parolin, en el cual alienta a los laicos a ser fermento transformador en la construcción de un mund0 mejor. Queremos recuperar la vocación pública para servir a la construcción de la Nación.

En un clima de extensa alegría se ha manifestado “… una sed de participación de numerosos ciudadanos que quieren ser constructores del desarrollo social y cultural…” (EG, 67), estamos unidos por una mística, un espíritu, por valores que valen la pena y nos ponen en marcha.

Queda claro que “La solidaridad, entendida en su sentido más hondo y desafiante, se convierte así en un modo de hacer la historia…” (EG, 228). Esta pertenencia al pueblo nos compromete en la búsqueda del bien común y el desarrollo del conjunto social. En pos de contribuir a generar mayor inclusión y encuentro, queremos ratificar nuestro compromiso de promover el desarrollo integral y erradicar la pobreza en este camino del Bicentenario del 2016.

La Virgen de Luján nos acompaña en nuestro camino, y a ella rezamos por Francisco y por el Pueblo argentino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*