Básquet, Deportes

Metió chapa y se define este sábado

En base a una defensa intensa, y respaldado por una mayor jerarquía en sus intérpretes, Peñarol venció anoche con comodidad a Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia por 75 a 59, igualó la serie y forzó el partido decisivo, que se disputará esta noche a las 21, nuevamente en el estadio Polideportivo. El vencedor de hoy, accederá a los cuartos de final de la Copa Argentina donde enfrentará al ganador del duelo entre Boca (1) y Monte Hermoso Básquet (1).

En su primer partido de la temporada sentado en el banco de Peñarol, Sergio Hernández sorprendió con la inclusión de Nicolás Lauría como titular. Tal como sucedió con Sebastián Vega en su momento, “Oveja” busca darle características de escolta a sus aleros jóvenes.

Dentro de un arranque chato, Peñarol sacó provecho de una gran gestión defensiva de Martín Leiva, que limitó al máximo a Hakeem Rollins. Con la batalla ganada en la pintura, el elenco marplatense estableció diferencias, porque en ataque expuso su mayor jerarquía. El propio Leiva, junto a Leo Gutiérrez y Tato Rodríguez, marcaron el camino en ataque. Los pick and roll entre el base y ambos internos, lastimaron a Gimnasia. Y el Milrayitas cerró el primer cuarto al frente por 5 (15-10).

En el segundo parcial, con los relevos en cancha, Peñarol ensayó una presión extendida que le dio dividendos: forzó pérdidas en la salida del rival y aumentó la cuenta. Facundo Campazzo brilló en ese segmento, con 8 puntos y la desfachatez de siempre. También hubo una efectiva defensa de Selem Safar sobre Fernando Funes. Así, con Gimnasia forzando la mayoría de sus lanzamientos y sin efectividad exterior, Peñarol se escapó y sacó una cómoda renta de 19 puntos (34-15). La defensa del elenco local fue muy intensa, a tal punto que la visita anotó su primer tiro de cancha a falta de 5 minutos y le permitió irse al descanso ganando 39 a 23.

En el tercer parcial, Gutiérrez (9) cobró un mayor protagonismo ofensivo, aunque Gimnasia contestó con Funes (9) y un mayor caudal de gol interior con Abney y Rollins. Tras una falta intencional de Leiva, los sureños redujeron la ventaja y volvieron al juego (51-42). Pero Peñarol recuperó la tranquilidad con 5 puntos seguidos de Safar. Una buena defensa del ex Quilmes sobre Maciel en la última bola permitió que el Milrayitas cierre el cuarto arriba por 16 (60-44).

En el cuarto final Gimnasia ya no pudo inquietar demasiado. Peñarol mantuvo su intensidad defensiva y Hernández implementó la rotación. Los relevos sumaron minutos, mantuvieron una ventaja apreciable y demostraron que serán importantes en el plano defensivo. Alejandro Reinick (7), por su parte, tuvo un buen desempeño ofensivo en el parcial. De esta manera, el equipo marplatense se impuso con autoridad y buscará esta noche el pasaje a la próxima instancia.

(Fuente: AdC)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*