Política

Crisis en los hospitales de la provincia, donde falta de todo

1880006w300

Menos remedios. Menos insumos. Menos seguridad. Menos espacio para todo, hasta para parir.

Así podrían resumirse las críticas de pacientes, profesionales y gremios por la situación en muchos de los hospitales de la provincia de Buenos Aires.

El complicado panorama que vive gran parte de ellos derivó en las últimas horas en la renuncia de Alan Berduc, director de la Región Sanitaria VII, que tiene jurisdicción sobre los partidos de Merlo, Moreno y Morón, entre otros. Esa región del conurbano abarca a más de dos millones de personas.

Berduc dejó su cargo después de mostrar fuertes diferencias con las políticas sanitarias bonaerenses y de quejarse por lo que consideró una permanente falta de medicamentos, que atribuyó a los atrasos en los pagos a proveedores de la provincia.

Además, el director ejecutivo del hospital San José de Pergamino, Juan Cichillitti, fue separado del cargo al comprobarse serias fallas en el funcionamiento del hospital. Su renuncia fue decidida por el ministro de Salud de la provincia, Alejandro Collia.

Según el hasta ayer responsable de la región sanitaria siete, “la falta de pago a proveedores hace que los pacientes sufran la escasez de fármacos para el asma, el cáncer y otras aflicciones”. El director de Regiones Sanitarias del Ministerio de Salud bonaerense, Juan Quadrelli, se mostró sorprendido por la decisión de Berduc y consideró que el funcionario puede estar buscando “ubicarse políticamente en algún sector”.

Lejos de las idas y venidas políticas, la realidad dentro de los hospitales parece desplazarse por otros carriles.

“Tomá, tenela vos porque yo soy capaz de hacer cualquier cosa”, dijo el hombre, pasándole la pistola a su madre, antes de ingresar, junto a su esposa, a la sala de partos del hospital de Pergamino. El doctor y las enfermeras lo miraron asombrados. Sabían que el sujeto era policía, pero no que había llevado el arma reglamentaria a la sala de partos. La “sala” es apenas un rincón en un pasillo, limitado por paneles de durlock.

En el hospital San José de Pergamino las salas de parto improvisadas son sólo una de las marcas de la precariedad. También la presencia del arma es un elemento que se repite: según Viviana García, presidenta de la Asociación de Profesionales de la Salud bonaerense, este año ya se dieron al menos diez incidentes violentos en hospitales de la provincia (ver aparte).

También en Pergamino se produjeron hechos de violencia. A principios de este mes, el padre de un joven que había ido a atenderse por un ataque de hipo tomó del cuello a uno de los médicos; estaba furioso porque no conseguía el medicamento que le habían recetado. En otra ocasión, en el quirófano de la guardia, alguien disparó una bala de goma. “Estamos acostumbrados a estas cosas. Quedás a merced del paciente”, dice la pediatra Mónica Peschera. “A veces te reclaman que encargues un estudio que vos sabés que no es necesario, pero lo hacés igual porque si no se ponen agresivos.”

Es que en los últimos años se multiplicó la cantidad de incidentes en los hospitales bonaerenses, especialmente en las guardias, donde se atiende la mayoría de las emergencias. “La gente se descontrola y no entiende que a veces no se le puede dar una solución inmediata”, explica Juan Carlos D’Urso, médico del hospital Paroissien, de La Matanza, de donde la semana pasada se fugaron tres pacientes que estaban internados en condición de detenidos.

“En enero acordamos con [el ministro bonaerense de Seguridad, Alejandro] Granados, que iba a haber policías en todas las guardias, pero eso no ocurrió”, dice Viviana García. “Aunque la implementación del sistema de cuidadores hospitalarios y la mejora edilicia de algunas guardias, como la del hospital Eva Perón, de General San Martín, han hecho que baje un poco la tensión.”

Sin agua ni guantes

Más allá de la crispación de algunos pacientes y sus familiares, lo cierto es que la situación de los hospitales no ayuda. El San José de Pergamino es un botón de muestra. A principios de año se rompió la caldera y todo el centro de salud se quedó sin agua caliente. Se instaló un termotanque en un pasillo para que al menos se pudiera obtener agua caliente de una canilla ubicada ahí, en el sector de acceso público. Las enfermeras tenían que ir a recoger agua de esa canilla para poder lavar a los pacientes quirúrgicos antes y después de la operación, ya que no podían pedirles que se bañaran con agua helada.

Para esa época empezaron a faltar los guantes de látex para los cirujanos. Y en el sector de terapia intensiva se organizó una rifa para comprar toallas de papel para que los profesionales pudieran secarse las manos, cuenta Gustavo Crivelli, jefe de cirugía y presidente de la Asociación de Profesionales del hospital.

Según Miguel Castells, director asociado del San José, lo de los guantes respondió a una situación sufrida en todos los hospitales tras la devaluación.

La semana pasada el director provincial de Hospitales de la cartera de Salud, Claudio Ortiz, les pidió la renuncia a su director ejecutivo, Juan Cichillitti, y a uno de los tres directores asociados, Fabián Muglia. Hoy, según se dejó trascender, podrían ser designados sus reemplazantes.

La Nación

Enlaces Relacionados:

mayo 5, 2014 5:07 pm

Sanatorio Belgrano: los médicos reclaman deudas y los pacientes se quejan por la falta de atención

marzo 28, 2014 2:03 pm

Se escapó del HIGA “El Tona”; asesino de Stéfano Bergamaschi

febrero 28, 2014 3:54 am

HIGA: desmienten publicación sobre operaciones mamarias

febrero 19, 2014 4:32 am

Nuevo paro de trabajadores de la salud; más de 30 mil adeptos

febrero 18, 2014 4:09 am

La muerte no se repara con plata, Collia llegó demasiado tarde

febrero 16, 2014 8:36 pm

El Hospital Interzonal colapsado por la inseguridad y la violencia

 

2 Comentarios

  1. Para ser justos donde dice que falta de todo, correspondería decir QUE SOBRA DE TODO, por ejemplo, desidia, responsabilidad,
    negligencia, autoridad, financiación, administración, y si el primer responsable de este desastre pretende ser presidente, qué será del país si lo logra ????

  2. Gracias Miguel por los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*