Ciencia y Salud, Ciudad, Información General

Medida cautelar contra el IOMA habilita la inscripción individual de los médicos

 

El Juzgado Contencioso Administrativo a cargo del Dr. Luciano Savignano dictó una medida cautelar contra el IOMA, y a favor del Dr. Antonio Raúl Migliaro, que pone al descubierto el ilegal accionar de esa dependencia pública en convivencia con FEMEBA

 

La semana pasada, el juez en lo Contencioso Administrativo de Pergamino Dr. Luciano Savignano, dictó una ejemplar medida cautelar contra el IOMA, Instituto de Obra Médico Asistencial, ordenando la inmediata incorporación del Dr. Antonio Raúl Migliaro a su Padrón de Prestadores que, seguramente, sentará jurisprudencia por lo inédito de la medida y por la amplia repercusión que tendrá en todo el ámbito médico de la provincia.

 

Esta medida cautelar de cumplimiento inmediato, enmarcada dentro de un recurso de amparo (Causa Nº 4292) contra la negativa del IOMA a inscribir en forma individual a los prestadores médicos, viene a corregir una manifiesta y arbitraria ilegalidad del IOMA que, por sospechosas razones que se ventilarán en el juicio, impedía a los médicos provinciales ejercer el derecho a la inscripción, garantizado por Ley, y a los pacientes elegir libremente a su médico de cabecera.

 

Hasta el presente, el IOMA obligaba a los médicos a tercerizar sus servicios a través de la Asociación Médica y de FEMEBA en forma conjunta, generando una innecesaria e ilegal triangulación con el único fin de ejercer una posición dominante de mercado en contra de los profesionales médicos y de los pacientes.

 

Esta nefasta modalidad, según los dichos del denunciante Dr. Antonio Raúl Migliaro, tenía por objeto el manejo arbitrario de los cientos de millones de pesos que maneja la obra social mas grande de la Provincia, y limitar notoriamente el sistema solidario de atención, regulando la cantidad y calidad de las prestaciones hacia los pacientes, por un lado, y pauperizando los aranceles médicos por el otro.

 

Esta posición judicial asumida por el Dr. Migliaro vino a coronar las presentaciones llevadas a cabo por el Presidente de la Asociación de Defensa de Usuarios y Consumidores del Norte de Buenos Aires, Sr. Jorge Roales, quién el año pasado en representación de una veintena de pacientes y afiliados al IOMA, llevó a cabo sendas presentaciones ante el INADI, ante el Defensor del Pueblo de la Provincia y ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia denunciando la manifiesta irregularidad del accionar del IOMA en franca complicidad con la Asociación Médica y FEMEBA, que ponía en grave situación de riesgo la salud y la vida de todos los afiliados, e incluso que llegó a provocar la muerte de uno de los afiliados denunciantes.

 

Es de destacar que la medida judicial, inédita y contundente, es una clara muestra de la independencia de poderes que siempre debería existir, pero que en la práctica son pocos los jueces que se animan a ponerla en ejecución, ya que esta medida implica no sólo al Ministerio de Salud de la Provincia sino que también lo hace con la corporación médica encabezada por FEMEBA y localmente por la Asociación Médica.

 

Es de esperar, para beneficio de todos los afiliados del IOMA y para resguardo del derecho a trabajar de los profesionales médicos, que esta justa y ejemplar medida no sea sólo un hecho anecdótico y puntual, sino que sea levantada por la totalidad de los Colegios Médicos, entes gremiales de defensa de los profesionales, para hacerlo extensivo en todo el ámbito provincial.

 

También cabe destacar que esta medida pone al descubierto la posibilidad cierta de manejos irregulares o ilegales en el sistema de salud que, como en tantos otros casos que tomaron estado público, no son gratuitos y siempre se encuentra vinculado muchísimo dinero y una cierta sospecha de corrupción.

 

Cabría preguntarse si, como pasó en el caso del sindicalista Zanola de la Obra Social de Bancarios hoy preso, la Justicia y los gobiernos provinciales y nacionales tomarán cartas en el asunto e investigarán a los responsables, o por el contrario, al ser el IOMA un organismo gubernamental, se llevarán a cabo los tan conocidos lobbys para cajonear expedientes y brindar impunidad a los funcionarios.

 

El accionar tanto del Dr. Migliaro como del Sr. Roales debería ser imitado por los mas de 50.000 profesionales médicos de la Provincia y por los mas de tres millones de afiliados del IOMA en defensa de sus legítimos derechos exigiendo una mayor transparencia en el manejo de la administración pública


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*