Ciudad, Información General

Más langostinos a la cocaína, especialidad marplatense

En 1988 fue famoso el Operación Langostino: se secuestraron 585 kilos de cocaína escondida en empaques congelados para su exportación. Luego, ya en el siglo XXI se decomisaron cargamentos con droga en chocolate, colchas, papas, siliconas, carbón y hasta disuelta en caucho… Ahora, nuevamente un importante cargamento de cocaína fue hallado en cajas cargadas con langostinos listos para ser exportados a Europa.

 

El hallazgo de la droga camuflada en cajas de langostinos se produjo este mediodíadurante un procedimiento realizado en una empresa de la ciudad chubutense de Puerto Madryn, llamada “Poseidón”.

 

Dentro de las instalaciones de “Poseidón” personal de la policía de Chubut, bajo la supervisión del juez federal de Rawson, Hugo Sastre; realizaban el conteo de la droga que estaba disimulada en un cargamento de más de 4.000 kilos de langostinos.

 

Aunque el allanamiento demandará muchas horas para conocer bien cuánta droga había escondida; el Fiscal Federal de Rawson, Fernando Gelves, reconoció que se sospecha que podría haber más de mil kilos de cocaína de máxima pureza escondidos en los cuatro mil kilos de langostinos. “Los cálculos que hace la policía es que podría superar la tonelada “, dijo el fiscal.

 

El juez federal Sastre, quien interviene por cuestiones de jurisdicción, detalló que “lo hallado en el cargamento de langostinos es coincidente con la denuncia”. Y fuentes ligadas a la investigación informaron que el cargamento de langostinos “provenía de Mar del Plata y que fueron los propios trabajadores que manipulaban la carga quienes sospecharon que se trataba de droga y avisaron”.

 

Uno de los empleados de la empresa fue quien descubrió que algunas cajas con los langostinos eran distintas en su interior, por lo que decidió avisar a la policía ante la sospecha de que hubiera algo raro. El langostino iba a ser transportado a España y, según fuentes de la investigación, la carga “estaba desde hacía un mes en los equipos de frío de la empresa”.
“Incluso la partida se demoró porque se esperaba juntar más mercadería para la exportación y porque habían tenido algunas objeciones del Senasa respecto a la forma en que estaban embalados los langostinos”, se indicó.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*