Deportes

Martín Meana y su análisis de la apasionante serie entre BAU y Boca

Buenos Aires Unidos visitará este martes por la noche a Boca-Río Uruguay Seguros, en el “Parque Sur”, de Concepción del Uruguay, a partir de las 21.30. Será el tercer partido entre ambos, n el marco de la serie de cuartos de final de la Liga Argentina de Vóleibol Tarjeta Nativa Nación. Los dos primeros encuentros de la llave se definieron en sendos tie-breaks, con una victoria para cada lado, razón por la cual este tercer juego bien puede marcar el futuro de la eliminatoria.

El conjunto marplatense viajó el domingo por la noche, y el lunes por la mañana se instaló en la localidad entrerriana, sin el armador Sebastián Firpo (recién estaría en condiciones de reaparecer si el “naranja y negro” avanza a semifinales). En la previa de estos partidos trascendentales, el líbero de BAU, el necochense Martín Meana, analizó la serie más equilibrada de todos los cuartos de final.

-¿Cuál es la explicación para la derrota en el segundo partido? Más allá de que a Boca le habían ganado siempre y alguna vez podían perder…

-Sí, más que el hecho de que haya sido Boca, fue más una cuestión nuestra. Estamos así. Haciendo cosas buenas y cosas malas. Y nuestro rival fue constante, disciplinado y difícil. Lo habían demostrado en el primer partido de la serie, que le ganamos en tie-break, y lo habían demostrado en la fase regular, no sólo contra nosotros, sino contra todos. Es una serie difícil, esperábamos  que fuera así y estábamos preparados para lucharla en todos los partidos, como lo vamos a seguir haciendo.

-¿Cómo tomaron haber perdido la ventaja de cancha?

-No lo tomamos bien. Fue duro, porque en el segundo partido jugamos mejor que en el primero. Y sin embargo, el otro lo ganamos y este lo perdimos, cuando incluso tuvimos posibilidades como para haberlo cerrado 3-0 a favor. Entonces eso nos golpeó mucho. Pero estamos mentalizados en que ahora el martes (por hoy) y el jueves tenemos otros dos partidos y si no ganamos los dos, tendremos que ganar al menos uno para traer la llave otra vez a Once Unidos, el domingo. Van a ser dos finales. Para nosotros y para ellos.

-¿Qué hay que cambiar, si es que hay que cambiar algo?

-Ser más regulares y cerrar pelotas trascendentales que tenemos que cerrar y no podemos dejar pasar. Simplemente eso. Más allá de las cosas que haga el rival, que son muchas y buenas, nosotros también hacemos cosas buenas y por ahí tenemos que estar un poco más finos al definir cada set.

-¿Será necesario tomar alguna precaución extra con Marcos Domínguez?

-Sí, la verdad es que nos está complicando bastante. Nos viene haciendo muchos puntos. Sabemos cómo jugarle, pero no sé si está teniendo demasiada suerte o nosotros estamos teniendo demasiada mala suerte. Lo cierto es que nos está haciendo puntos de cualquier forma y a veces no hemos podido contrarrestarlo.

-Fuiste el mejor receptor de la temporada regular. ¿Significa algo especial para vos?

-No, no. Es algo que tiene que ver con números, con porcentajes. Me están sacando poco y las que me vienen, por ahí me vienen de otra manera y es un poco más fácil o menos difícil para mí, no sé bien cómo explicarlo.

-¿Te hace sentir que cumplís con tu trabajo?

-Sí, realmente es eso. La función del líbero es recibir y defender. Las estadísticas se traducen en la recepción y para la defensa no hay números. Vine para eso y es lo que trato de hacer. Nada más.

-Siendo un experto en ese tema, ¿es cierto que la defensa es mucho más actitud que técnica?

-Sí, obvio. Es buscar la pelota más que otra cosa. Tiene mucho mérito el que ataca, y también tiene muchas más posibilidades de hacer el punto. La actitud se marca en ir a buscar la pelota. En eso, es casi como el fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*